E S P A Ñ A 

15 de enero del 2004

El músico vasco denuncia una campaña persecutoria orquestada por el Partido Popular español

Censuran conciertos de Fermín Muguruza en Valencia y Madrid


La Jornada

Grupos conservadores intentaron boicotear recitales del intérprete en Extremadura y Córdoba.

Ayer por la tarde el músico vasco Fermín Muguruza se enteró de que no podrá tocar este jueves 15 en la ciudad de Valencia, en un recital que se programó como parte de los actos conmemorativos por los 20 años de creación del EZLN y una década de su levantamiento. Asimismo le anunciaron que tampoco podrá ofrecer dos conciertos planeados para los días 28 y 29 de enero en Madrid, presentaciones que también se inscribían en los festejos zapatistas.

En entrevista telefónica desde el País Vasco, Muguruza expresa: "Aquí estamos resistiendo como podemos. Esta nueva censura es una campaña orquestada desde el Partido Popular en colaboración con las organizaciones de ultraderecha, las delegaciones del gobierno y la Policía Nacional. Estamos aguantando esta nueva campaña furibunda de fascismo total, en la que todo lo que sea disidencia, quien no comparta sus ideas o quien muestre su rechazo al pensamiento único que practica el Partido Popular va a ser perseguido, como lo hicieron en septiembre con Manu Chao y conmigo, y dos semanas después con el director de cine Julio Medem, porque en su película La pelota vasca da la palabra a un montón de gente que dio su opinión sobre el problema del País Vasco.

''Vimos que el Partido Popular intentó prohibir la proyección de esa película en el Festival de Cine de San Sebastián, con todo y que la cinta también recoge su postura, pero no les gustó lo que se decía sobre el País Vasco, su derecho de autodeterminación y el diálogo como única solución para el problema. Si no estás con el Partido Popular entonces eres un terrorista.''

En septiembre Manu Chao fue censurado por los ayuntamientos de las provincias de Málaga y Murcia, porque Muguruza acompañaba al músico franco-español en la gira. Los ayuntamientos españoles argumentaron que la cancelación de los conciertos se debía a que Muguruza era un ''músico cercano a la ilegalizada coalición independentista radical vasca Batasuna'' (La Jornada, 2/10/2003).

Esta nueva censura llega cuando Fermín Muguruza y Kontrabanda realizan la gira internacional Komunikazioa Tour, que comenzó hace unas semanas, en el País Vasco.

Muguruza agregó: ''Los argumentos para censurar estas presentaciones son los mismos que antes, únicamente que ahora están incluidas organizaciones como Víctimas del Terrorismo, grupos neonazis -como España 2000- y otras agrupaciones de la ultraderecha española, que han presionando, lanzando amenazas a la gente de los foros privados, y ellos han tenido miedo y están cancelando los conciertos, por eso creo que la censura de estos conciertos es el principio''.

El ex líder de Kortatu detalló: ''Este fin de semana hicieron presión para cancelar un concierto en Extremadura, en Mérida concretamente. Hicimos el concierto a pesar de que había 10 personas en la calle que se oponían a su realización, pero adentro de la sala había mil personas. No hubo ningún incidente. Intentaron hacer lo mismo en Córdoba. Ahí el ayuntamiento de Andalucía es de Izquierda Unida. También tocamos en una sala repleta de gente, que coreó y hasta sacó una bandera vasca al lado de la de Andalucía.

''Estábamos recibiendo muchas presiones, y la gente de las salas privadas que nos habían programado recibió amenazas de los grupos de ultraderecha, que no pueden con la impotencia que les produce que a pesar de sus campañas nosotros seguimos realizando nuestros conciertos.''

Muguruza lamentó que la censura, que en ocasiones anteriores se dio en plazas públicas, ahora llegue a los foros privados: ''La censura en los sitios públicos es fuerte, pero amedrentar, asustar y atemorizar a los dueños de esas salas quiere decir que las tácticas que están utilizando estas personas son completamente fascistas, como lo que hacían los nazis. Hoy ha sido un día un poco duro, porque pensamos que a pesar de las protestas la gente se iba a mantener firme, como en Mérida, donde la gente es de izquierda, muy comprometida. Pero al ver que en Valencia y Madrid no han aguantado, la verdad es que nos ha dado mucho de qué pensar sobre las amenazas a la gente que se anima a organizar este tipo de conciertos, lo cual nos lleva a pensar que quizá se cierra la posibilidad a tocar fuera del País Vasco y de Cataluña''.

En un comunicado conjunto, el Colectivo Ladinamo de Madrid y el Colectivo de Solidaridad con la Rebelión Zapatista de Barcelona manifiestan: ''En las últimas semanas se han producido presiones desde distintos ámbitos (medios de comunicación, asociaciones, etcétera).

sobre la sala Caracol de Madrid, para que no se celebre en ella un concierto de Fermín Muguruza, en el marco de unas jornadas de solidaridad con el aniversario zapatista (campaña EZLN 20 y 10. El fuego y la palabra).

''Esta triste situación se viene repitiendo en distintos lugares de nuestra geografía desde el año pasado, a pesar de las enormes muestras de solidaridad recibidas desde distintos ámbitos sociales, políticos y culturales. En esta ocasión el problema es doblemente grave, pues no afecta sólo a la dignidad personal de un cantante y su banda, sino también a un movimiento político de reconocimiento internacional, como es el zapatismo, y a quienes lo apoyan en todo el mundo. Estas presiones han conseguido también suspender el concierto que iba a realizar en la ciudad de Valencia.

''La mejor manera de hacer valer nuestros derechos es hacerlos crecer y extenderse. Creemos que todos perdemos algo más que un buen concierto si éstos no se celebran''.

Por otro lado, en un comunicado firmado por Discográfica Metak se menciona sobre la cancelación de los conciertos: ''Tras los conciertos ofrecidos el pasado fin de semana en Santiago de Compostela y Ourense, donde la respuesta del público fue impresionante, el grupo se dirigió a Mérida, concretamente a la sala Discoteatro, conscientes de las fuertes presiones de la Junta de Extremadura, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, las policías nacional y municipal, y el ayuntamiento para intentar suspender dicha actuación. Incluso se llegó a convocar una manifestación frente a la puerta de la sala, a la que acudieron 12 personas - incluidas policías de paisano-, protegidas por unos 30 policías nacionales. Sin embargo el concierto se desarrolló sin ningún tipo de incidentes y a los pocos minutos del inicio del mismo se dispersaron los allí concentrados. La siguiente fecha ha sido Córdoba, el domingo 11 en la sala Africa, la cual también recibió presiones tanto de la Asociación Víctimas del Terrorismo como de la propia Junta de Andalucía y la delegación del gobierno. Sin embargo y en esta ocasión contando con el apoyo del ayuntamiento, el grupo tocó ante un numeroso público sin que se produjese ningún tipo de incidente. Este fin de semana la banda se disponía a viajar a Valencia donde tenían una fecha concertada en la sala Republika. Pero ante las amenazas de grupos fascistas, la dirección de dicha sala ha decidido suspender unilateralmente el concierto programado.

"Sin embargo, tenemos que comunicar que las presiones, tanto mediáticas como de asociaciones como Víctimas del Terrorismo o grupos neonazis -como España 2000-, han conseguido que los propietarios de la sala Caracol de Madrid, en la que el grupo tenía programadas dos actuaciones los días 28 y 29, suspendan las mismas. Por medio de estas líneas, Fermín Muguruza Kontrabanda quieren manifestar su intención de ofrecer todos los conciertos hasta la fecha programados y continuar con la gira que les llevará por diferentes países. Las causas de las cancelaciones que se puedan producir de aquí en adelante son ajenas a la propia banda, la cual mantiene su compromiso de tocar en todos los sitios programados mientras las salas-organizadores no suspendan las fechas contratadas debido a presiones externas.''