http://www.rebelion.org
V E N E Z U E L A 

30 de julio del 2003

Reconocen que el vídeo galardonado con el Premio Rey de España que incriminaba a Hugo Chávez en las muertes del golpe de Estado estaba manipulado

Pascual Serrano
Rebelión

El periodista que grabó las escenas del documental que se usó para hacer pensar al mundo que el presidente venezolano Hugo Chávez había ordenado disparar contra una marcha opositora el 11 de abril de 2002, reconoce que se manipularon.

El vídeo, titulado "La masacre en el centro de Caracas", fue galardonado con el "Premio Internacional de Periodismo Rey de España" en una acción más de complicidad de las autoridades españolas con el golpe de Estado y las descalificaciones contra el presidente venezolano. En el citado vídeo aparecían varios civiles disparando con armas cortas desde el Puente Llaguno contra un objetivo desconocido. Tanto la versión difundida al mundo como la voz que se añadió al documental afirmaban que los civiles, pertenecientes a grupos de apoyo a Chávez, disparaban contra manifestantes opositores provocando la matanza.

Sin embargo, ahora en declaraciones en el juicio que se sigue contra los autores de los disparos, el autor de la grabación, el periodista Luis Alfonso Fernández, ha reconocido que se trataba de un intercambio de disparos entre los civiles y la Policía Metropolitana de Caracas, a las órdenes del alcalde opositor Alfredo Peña. No pasaba por ahí ninguna marcha opositora y la voz que afirmaba que disparaban contra los manifestantes se sobrepuso posteriormente en el canal Venevisión.

Asimismo, también se ha podido saber que la cadena de televisión Globovisión poseía otro vídeo en el que sí se podía comprobar que los disparos se intercambian entre los chavistas y la Policía Metropolitana pero que se había mantenido oculto.

Estos sucesos provocaron el encarcelamiento de Nicolas Rivera y Henry Atencio acusados de disparar contra manifestantes desarmados. Ahora, Amado Molina y Merly Morales, abogados de los acusados, consideran demostrado que el vídeo acusatorio de Venevisión estaba manipulado para inculpar a los civiles de una supuesta masacre y, secundariamente, al presidente venezolano. Se da la circunstancia de que, en contra de lo afirmado por la oposición venezolana, la mayoría de los muertos de aquellos disturbios eran militantes chavistas. Tal y como afirmó la periodista comunitaria Blanca Eekhout, "los defensores de la revolución bolivariana y del presidente Hugo Chávez pusieron los muertos y los presos".

La versión ahora reconocida por el periodista premiado era un secreto a voces entre las clases populares y testigos de los hechos, sin embargo la campaña mediática e internacional contra el presidente venezolano la habían silenciado.

Cualquier persona podía comprobar desde el Puente Llaguno que disparando en ángulo recto no se podía dirigir hacia supuestos viandantes o manifestantes de la avenida situada a un nivel inferior, sino contra el edificio ubicado enfrente, el edificio municipal de la Policía Metropolitana.

Estas declaraciones plantean el interrogante de cuál será la reacción de las autoridades españoles y el jurado que premió un video manipulado que se utilizó para encarcelar inocentes y atentar contra la honorabilidad de un jefe de Estado.

http://www.pascualserrano.net

Envia esta noticia