Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-12-2015

La mano de Washington en los golpes electorales en Venezuela

Arnold August
cubadebate.cu


Da 7 de diciembre 2015 despus de las elecciones del 6 de diciembre 2015, la Casa Blanca dio en una sesin informativa con la prensa:

Lo que est claro es que el pueblo de Venezuela ha expresado su abrumador deseo de un cambio de direccin. Y lo que es necesario es para todas las partes involucradas a participar en un dilogo sobre el futuro de ese pas consciente de los resultados de las elecciones. As que eso es un proceso que sin duda vamos a continuar para ver de cerca de aqu. (nfasis aadido).[1]

Esta es una clara injerencia en los asuntos internos de Venezuela. Quin es Estados Unidos para decirle al pueblo venezolano la forma de interpretar la nueva situacin? La Casa Blanca promueve la misma narrativa que la oposicin en Venezuela est dando.

En una declaracin emitida el 7 de diciembre, el secretario del Departamento de Estado John Kerry pronunci:

Los votantes venezolanos expresaron su abrumador deseo de un cambio en la direccin de su pas. El dilogo entre todas las partes en Venezuela es necesario para hacer frente a los desafos sociales y econmicos que enfrenta el pas, y Estados Unidos est dispuesto a apoyar este dilogo junto con otros en la comunidad internacional. (nfasis aadido).[2]`

Qu derecho tiene Estados Unidos a imponerse, junto con sus pocos aliados en Amrica Latina y una organizacin internacional cualquiera, como supuesto mediador en Venezuela?

La destacada periodista argentina, Stella Calloni, escribi un artculo publicado da 17 de diciembre en CubaDebate: Estamos asistiendo a un nuevo esquema de intervencin en nuestros pases, que bien podemos llamar los golpes electorales

Esto nos proporciona una excelente orientacin para el anlisis de los acontecimientos. Con respecta a Venezuela, los EE.UU. y sus aliados en ese pas han estado librando una guerra econmica implacable combinada con el terrorismo meditico contra la Revolucin Bolivariana y el Presidente Nicols Maduro. El objetivo de los EE.UU. en el ltimo ao es despejar el camino para que la oposicin gane las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015. S, existen debilidades en la Revolucin Bolivariana, todo el mundo lo reconoce, incluyendo el gobierno de Maduro. Se esfuerza por actuar en conjunto con el pueblo de la base para rectificar la situacin. Sin embargo, la guerra econmica y meditica combinada fue la razn principal para el 06 de diciembre derrota.

Esto se expone si se tiene en cuenta la injerencia de los EE.UU. en las elecciones venezolanas del pasado y en el contexto de su poltica para Amrica Latina.

El 6 de diciembre de 2015 no es la primera vez que los pases latinoamericanos y caribeos han sido el blanco de Washington. En 2009, el golpe de Estado de Honduras tuvo lugar con la plena participacin de la administracin de Obama, enseguida de que llegara al poder. El desempeo del ejrcito hondureo armado y adiestrado por los Estados Unidos se hizo manifiesto por la supresin violenta de los hondureos que lucharon durante meses contra lo que la base llamaba la dictadura.[3]

La injerencia estadounidense de 2014 en Venezuela fue iniciada por la Administracin de Obama un da despus de que Nicols Maduro, el candidato de la Revolucin Bolivariana, ganara las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013. Del 15 de abril de 2013 hasta la fecha (diciembre 2015) el gobierno de los Estados Unidos ha tratado de todo para provocar incidentes en Venezuela a fin de emprender un golpe de Estado; los intentos de desestabilizacin equivalen a un golpe de Estado suave. El objetivo ha sido y sigue siendo poner al pas en la rbita de los Estados Unidos nuevamente, tal como estaba antes de que Hugo Chvez ganara las elecciones presidenciales de diciembre de 1998. En esta vena, el secretario de prensa de Obama, Jay Carney, el 15 de abril de 2013 dio el banderazo a la oposicin pro estadounidense para que protestara violentamente por los resultados de las elecciones, con la siguiente declaracin:

dado lo apretado de los resultados cerca del uno por ciento de los votos expresados separaba a los candidatos el candidato de la oposicin y al menos un miembro del Consejo Nacional Electoral piden que se lleve a cabo una auditora completa de los resultados. Esto parece ser un procedimiento importante y prudente para garantizar que todos los venezolanos confen en los resultados.[4]

Ese mismo da, la oposicin organiz disturbios violentos y mat chavistas que estaban defendiendo centros de salud y otros sitios del orden pblico de las manos de las bandas. El 16 de abril de 2013, Patrick Ventrell, portavoz adjunto del Departamento de Estado anim una sesin informativa cotidiana. El intercambio entre este y un periodista, presentado a continuacin, indica el deseo por parte del Gobierno estadounidense de abstenerse de reconocer los resultados de las elecciones y de cuestionar la legitimidad del Gobierno de Maduro:

SR. VENTRELL: [...], y ayer dijimos que un recuento total sera importante, prudente y necesario para garantizar al electorado venezolano, dividido por partes iguales, la certeza de que la eleccin responde a sus aspiraciones democrticas [...].

PREGUNTA: Bueno, s. Entonces, estn ustedes dispuestos a felicitar al Sr. Maduro por su victoria?

SR. VENTRELL: Todava no llegamos ah.

PREGUNTA: Por qu? El voto fue certificado. Maduro sali electo. Entonces o dicen ustedes, Est bien, y vamos a trabajar con usted, o vamos a tratar de trabajar con usted, o bien dicen, Nosotros opinamos que usted no es el verdadero ganador, o bien, Creemos que no hay ganador porque el voto no ha sido certificado, en otras palabras, lo que deseo saber es si ustedes estn dispuestos a trabajar con el Presidente Maduro, con el Presidente electo, Maduro.

SR. VENTRELL: Bueno, lo que hemos dicho es que estamos dispuestos a trabajar con cualquier Gobierno que salga de este proceso electoral. Una vez dicho esto, en vista de lo que ocurri ayer, al tiempo que examinamos la cuestin, estamos en consulta con socios claves como la OAU, la UE y otros vecinos de la regin.[5]

Al da siguiente, el 17 de abril de 2013 la Casa Blanca emiti la declaracin siguiente:

El Gobierno de los Estados Unidos felicita al pueblo venezolano por su participacin pacfica y ordenada en las elecciones presidenciales del 14 de abril. Exhortamos al Gobierno de Venezuela por que respete el derecho de los ciudadanos venezolanos a la libertad de expresin y a la asamblea pacfica. Asimismo instamos a todos a que se abstengan de emplear la violencia y todo otro medio [sic] que pudiese hacer aumentar las tensiones en este momento difcil. Los Estados Unidos reconocen la anuencia por parte de los dos candidatos para que se lleve a cabo una auditora de la votacin y apoya los llamados en favor de un procedimiento transparente y digno de confianza que garantice al pueblo venezolano los resultados. Este tipo de procedimiento debiera contribuir al dilogo poltico y al impulso de la democracia del pas.[6]

El 19 de abril de 2013, los 33 pases que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC), formularon un comunicado sobre las elecciones en la Repblica Bolivariana de Venezuela; en otras palabras, todo el continente americano con la excepcin de los Estados Unidos y el Canad que en parte expresaba:

CELAC saluda al presidente Nicols Maduro por los resultados alcanzados en los comicios y por su eleccin como presidente de la Repblica Bolivariana de Venezuela.[7]

No obstante, y quizs en respuesta a ello, Obama pas a la accin el 4 de mayo 2013, en una entrevista concedida a un importante noticiero de lengua hispana que cuenta con muchos asiduos, Univision.com, y dijo:

MARA ELENA SALINAS: Tengo dos preguntas ms. La primera, reconoce el Gobierno de los Estados Unidos a Nicols Maduro en calidad de Presidente legtimo de Venezuela?

PRESIDENTE BARACK OBAMA: Bueno, convendr usted de que no solo se trata de lo que preocupe a los Estados Unidos. En nuestra opinin, se trata en particular de lo que el hemisferio entero ha estado viendo: los actos de protesta, la violencia y los ataques a la oposicin. En trminos generales consideramos que es a la gente de Venezuela a quien corresponde elegir a sus lderes en elecciones legtimas [...][8] (nfasis aadido).

Obama fue ms all de lo expresado por su propia Administracin y abiertamente calific a las elecciones venezolanas de ilegtimas. Al ignorar por completo la postura que la CELAC haba adoptado das antes, Obama afirm de facto que el hemisferio entero consta nicamente de los Estados Unidos y el Canad.

Tras la publicacin de esta entrevista me puse a buscar en Google las repercusiones que haba tenido. Inmediatamente encontr ms de 50 entradas en espaol con la frase Obama habl de Venezuela: El hemisferio completo est viendo la violencia y los ataques a la oposicin.

Respecto de la ola de violencia de febrero de 2014 desatada por la oposicin, esta vez dirigida por otra figura (Leopoldo Lpez, y no Capriles), qu dijo Marie Harf, portavoz adjunta del Departamento de Estado, durante una sesin informativa a la prensa realizada el 13 de febrero de 2014? Abri la puerta de par en par, en Washington, D.C., para que la Administracin de Obama pudiera despegar su lealtad de Capriles para adherirla al ms descaradamente violento Lpez, como si fuera algo nuevo:

PREGUNTA: Quisiera saber si tiene un comentario acerca de la manifestacin violenta que tuvo lugar el da de ayer y la falta de cobertura meditica por parte de la televisin local. Asimismo, esta maana el ministro de asuntos extranjeros de Venezuela culp, durante una entrevista, a un poltico de la oposicin, Leopoldo Lpez, de la violencia ocurrida ayer. Dijo que Lpez y sus aclitos llevan mucho tiempo de ser financiados por el Gobierno de los Estados Unidos. Mucho agradecer cualquier comentario respecto de estos dos puntos.

SRA. HARF: Entiendo. Bueno, permtame ver si puedo obtener datos especficos de lo que ha venido ocurriendo durante estos ltimos das. En trminos generales, cuando se trata de Venezuela, hemos afirmado claramente que estamos dispuestos a tener una relacin constructiva con el Gobierno de Venezuela. Con toda franqueza, no hemos visto eso en definitiva, no hemos encontrado ninguna reciprocidad. De modo que nosotros tambin, me parece, vemos muchas teoras de conspiracin o rumores en la prensa de cmo los Estados Unidos estn interesados en influenciar la situacin poltica interna en Venezuela, lo cual no es verdad en absoluto. A nosotros no nos corresponde expresarnos sobre los asuntos polticos internos de Venezuela. De manera que con gusto buscar cualquier dato especfico acerca de esa manifestacin en particular de la cual no estuviera al tanto y ver si puedo encontrarle algo sobre eso [][9] (nfasis aadido).

Al mismo da siguiente, o sea el 14 de febrero 2014, en otra sesin informativa animada por Harf, ntese cmo el Gobierno de los Estados Unidos camina por la cuerda floja. Tantito contina afirmando que los Estados Unidos no est involucrado en los asuntos internos de Venezuela, tantito adhiere a la violencia del lder de la oposicin contra el Gobierno de Maduro, electo constitucionalmente.

PREGUNTA: De manera que el Gobierno venezolano acusa a su homlogo estadounidense de estar involucrado en esas []; las protestas [venezolanas].

SRA. HARF: No es cierto. No es cierto.

PREGUNTA: No les han acusado?

SRA. HARF: No. No estamos involucrados en ellas.

PREGUNTA: Ah, bueno.

SRA. HARF: Quizs nos hayan acusado; pero no estamos involucrados en ellas.

PREGUNTA: Y tambin estn acusando a un lder de la oposicin. Cree usted que esto constituye un punto de avance para que el rgimen []?

SRA. HARF: Se refiere usted al Sr. Lpez?

PREGUNTA: S.

SRA. HARF: S. Efectivamente estamos sumamente preocupados por las tensiones crecientes, por la violencia que ha acompaado a las protestas del 12 de febrero y por la orden de detencin contra el lder de la oposicin Leopoldo Lpez. Nos unimos al Secretario general de la OEA a la hora de condenar los actos de violencia y pedir a las autoridades que investiguen y hagan comparecer ante la justicia a aquellos responsables de las muertes de manifestantes pacficos. Tambin instamos al Gobierno venezolano para que libere a los 19 manifestantes detenidos e instamos a todas las partes a trabajar para restaurar la calma y abstenerse de recurrir a la violencia [][10] (nfasis aadido).

Esta injerencia en los asuntos internos de Venezuela fue ratificada nuevamente el 15 de febrero de 2014 por John Kerry, secretario de Estado, mediante un comunicado emitido en ingls, el cual proclama:

Violencia reciente en Venezuela

Estados Unidos est profundamente preocupado por las crecientes tensiones y la violencia que ha rodeado las protestas de esta semana en Venezuela. Nuestras condolencias a los familiares de aquellas vctimas mortales en esta trgica violencia.

Estamos particularmente alarmados por los informes acerca de que el Gobierno venezolano ha arrestado o detenido a manifestantes por participar en actos presuntamente antigubernamentales, y por la orden de arresto emitida contra el lder de la oposicin Leopoldo Lpez. Estos actos tienen un efecto estremecedor sobre los derechos de los ciudadanos de expresar sus reclamaciones en forma pacfica.

Unimos nuestra voz a la del Alto Comisionado de la Organizacin de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la del Secretario general de la Organizacin de los Estados Americanos, la del Alto representante de la Unin Europea para Asuntos Exteriores y Poltica de Seguridad, y a la de otros para condenar esta violencia sin sentido. Pedimos al Gobierno venezolano que proporcione el espacio poltico necesario para alentar el dilogo con el pueblo venezolano y deje en libertad a los manifestantes detenidos. Instamos a todas las partes a trabajar para restaurar la calma y evitar la violencia.

La libertad de expresin y el derecho a la manifestacin pacfica son derechos humanos universales fundamentales en cualquier democracia que funcione, y el Gobierno venezolano tiene la obligacin de proteger estas libertades fundamentales y la seguridad de los ciudadanos[11] (nfasis aadido).

El 17 de febrero 2014, Elas Jaua, en ese momento ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, declar en una rueda de prensa en Caracas que el embajador de la OEA, Roy Chaderton, haba recibido una llamada telefnica de un funcionario del Departamento de Estado. Segn los venezolanos, los Estados Unidos estn peda a Maduro una serie de condiciones y han amenazado a Venezuela con consecuencias internacionales si arrestaban al lder opositor Leopoldo Lpez. El canciller Elas Jaua revel asimismo la existencia de pruebas que indican que el Gobierno estadounidense ha estado directamente involucrado en el adiestramiento de grupos violentos.[12]

El 19 de febrero de 2014, el presidente Obama, quien se encontraba reunido con el presidente Pea Nieto (de Mxico) y el primer ministro Harper en eso momento (de Canad) en la Cumbre de Lderes de Amrica del Norte celebrada en Toluca, Mxico, declar:

El Gobierno de Venezuela en vez de tratar de alejarse de sus propias fallas formulando acusaciones falsas contra diplomticos estadounidenses, mejor debiera concentrarse en atender los reclamos legtimos del pueblo venezolano. De manera que junto con la Organizacin de los Estados Americanos hacemos un llamado al Gobierno de Venezuela para que libere a los manifestantes detenidos y entable un dilogo verdadero. Asimismo todas las partes tienen la obligacin de trabajar unidas a fin de evitar la violencia y restaurar la calma.[13]

Cmo puede decir Obama que las acusaciones que pesan contra los diplomticos de Estados Unidos que injieren en los asuntos internos de Venezuela son falsas? La breve declaracin antes citada sobre Venezuela pronunciada por el presidente de los Estados Unidos constituye en s un intento arrogante de intromisin en los asuntos internos de Venezuela. Desde diciembre de 1998, los reclamos legtimos del pueblo venezolano han sido expresados en numerosos actos de votacin por los partidarios de la Revolucin Bolivariana. Esas victorias electorales precisamente ponen en la mira al sistema poltico y econmico dominado por los Estados Unidos implantado durante los aos de 1958 y 1998. La votacin incluye la eleccin presidencial del 14 de abril de 2013, ganada por Nicols Maduro, misma que el Gobierno estadounidense desecha. Al negar los resultados reconocidos por todo el continente, Obama sembr la semilla de la violencia actual perpetrada en el pas por elementos pro-estadounidenses. Los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de la Revolucin Bolivariana tambin ganaron la mayor parte de las elecciones de alcaldas, municipalidades y el voto popular en las elecciones municipales del 8 de diciembre de 2013.

Adems quin es EE.UU. para declarar que la Organizacin de los Estados Americanos (OEA) constituye un punto de referencia para Venezuela, cuando hace caso omiso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC)? Esta ltima excluye a dos de los tres pases representados en la antedicha rueda de prensa convocada en Mxico: el Canad y los Estados Unidos, sobre todo por el protagonismo histrico de los Estados Unidos en el Sur y tambin del Canad como gendarmes y saqueadores de recursos naturales. A mayor abundamiento, con qu derecho califica el gobierno estadunidense a los vndalos y a su lder Leopoldo Lpez de manifestantes y representantes del pueblo venezolano, como si este ltimo careciera de antecedentes en los intentos por derrocar a los gobiernos legtimos de Hugo Chvez y de Nicols Maduro? No tiene Venezuela el derecho de arrestar y hacer comparecer ante tribunales a los individuos responsables de actos violentos? Obama insta a todas las partes a evitar la violencia. Con ello, Obama coloca en el mismo pie de igualdad a los que han incurrido en actos de violencia y a los que estn tratando de calmar la situacin, restaurar el orden y proteger los bienes pblicos y privados de los vndalos. Asimismo, al pedir Obama un dilogo verdadero, est condenando al Gobierno venezolano por no atender los reclamos de su pueblo y est describiendo a los manifestantes como vctimas del Gobierno de Maduro; no obstante, al margen de estas provocaciones, Maduro ha estado instando al dilogo con sus oponentes.[14]

Esta promocin de la oposicin forma parte del plan estadounidense para crear un pretexto que justifique un golpe de Estado en ese pas rico en yacimientos petrolferos. Este es el contexto en el que la declaracin de Obama tuvo lugar el 09 de marzo 2014

El desempeo de los medios de comunicacin de voltear la verdad de cabeza y por ende de inventar escusas para que haya intervencin en Venezuela es sealado en un artculo del profesor Steve Ellner (quien ha estado enseado dese 1977 en la Universidad de Oriente en Puerto La Cruz, Venezuela).[15] A pesar de los contubernios entre los medios de comunicacin de la oligarqua internacional, los medios internos de Venezuela y los grupos de promocin de la democracia inspirados y patrocinados por los Estados Unidos, la democracia participativa de Venezuela gan la primera batalla. Es as que el 18 de febrero 2014, la Revolucin Bolivariana, dirigida por su Gobierno y por Nicols Maduro revel su fuerza. Una manifestacin masiva, integrada principalmente por trabajadores de la industria petrolera, tuvo lugar en Caracas. En este sector han discurrido corrientes y contracorrientes para derrocar al rgimen constitucional y legtimo y as abrir camino a la recolonizacin de Venezuela. Esta manifestacin asol temporalmente las defensas de las fuerzas pro estadounidenses en Venezuela. Es solo gracias a que el pueblo est verdaderamente empoderado y que participa eficazmente en el poder poltico que esta victoria momentnea y otras subsiguientes pueden tener lugar. Estas exitosas incursiones en el campo pro imperialista pueden ocurrir porque los experimentos nuevos de Venezuela en materia de democracia participativa estn en marcha desde que Hugo Chvez gan las elecciones presidenciales de 1998. De manera que el 19 de abril de 2014 un da despus de la contraofensiva Chavista, la situacin se hallaba relativamente tranquila.

Sin embargo, para contrarrestar la victoria del 18 de febrero de 2014 y el consiguiente y relativo orden que prevaleca el 19 de febrero de 2014, no fue una casualidad el que Obama saliera al rescate. La declaracin de Obama antes expuesta, fechada 19 de febrero, anim a los aliados de la Casa Blanca en Venezuela a emprender nuevamente sus actos violentos en el pas y a sembrar el caos. De modo que al da siguiente, el 20 de febrero, volvieron a producirse incidentes violentos en varias partes de Venezuela, episodios estos enardecidos por el apoyo de la Casa Blanca. Venezuelanalysis.com, que reporta directamente desde el terreno, expone el carcter violento de los actos de protesta de la oposicin y el deseo creciente de las bases de recuperar las calles de quienes se empean por que haya un cambio violento de rgimen.[16], [17]

Los medios de comunicacin internacionales, incluido el medio noticioso liberal CNN, desempearon su papel habitual;[18] sin embargo consuela escuchar a Maduro decirle a la CNN que si esta no cesa su propaganda de guerra, deber irse del pas.[19]

Los Estados Unidos y sus medios de comunicacin aliados acusan al Gobierno de Venezuela por la violencia que prevalece en ese pas, cuando de hecho son esos grupos pro democracia los que estn causando la devastacin y los disturbios. Las metas expansionistas estadounidenses respecto de Amrica Latina y la regin del Caribe remontan a los ltimos veinticinco aos del siglo XVIII. Los principales partidos de los Estados Unidos, conocidos hoy como Republicanos y Demcratas, siempre han estado involucrados en alguna forma de intervencin militar directa o indirectamente en Amrica Latina y la regin del Caribe; de hecho, los Demcratas han alcanzado mayor puntuacin que los Republicanos con mayor y no menor nmero de intervenciones militares.[20]

A fin de apuntalar la poltica de dominacin de los Estados Unidos en el Sur del continente americano, ha sido necesario concebir un rostro nuevo a medida de las ambiciones estadounidenses; anhelos de control que han sublevado a muchos. Esta nueva imagen ha sido necesaria para cerrar la brecha de credibilidad engendrada durante los aos Bush fuera y dentro del pas. As, la funcin de Obama consiste en protagonizar el cambio mediante una imagen promovida en forma consciente por l mismo y los especialistas en mercadotecnia que lo lanzaran, aos ha, en Chicago.[21]

La injerencia arrogante de Washington con sus aliados en Venezuela en 2015, como la del 9 de Marzo de 2015, constituye los ltimos ejemplos de la larga lista de presidentes de los Estados Unidos quienes adoptaran la nocin evanglica en el siglo XVII y patrocinaran activamente el concepto de que los Estados Unidos son el pueblo escogido, el faro que se alza en la colina para salvacin del mundo y de todo aqul quien a l recurre. En esto descansa el carcter jactancioso de Washington, que solo Venezuela puede humillar con sus arterias de democracia participativa que llevan el linaje de la Revolucin Bolivariana, como la Revolucin est haciendo ahora. A ello debemos aadir un ingrediente clave: la solidaridad de otros pases y pueblos, en particular los de Amrica Latina y del Caribe, y tambin del mundo. Los golpes electorales hacen que la situacin sea ms compleja y peligrosa.



[1] Earnest, Josh: Press Briefing by Press Secretary, White House (diciembre 7) 2015, [en linea] <https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2015/12/07/press-briefing-press-secretary-josh-earnest-1272015>.

[2] Kerry, John: Press Statement, U.S. Department of State (diciembre 7) 2015, [en lnea] <http://www.state.gov/secretary/remarks/2015/12/250405.htm>.

[3] August, Arnold: Obama y el golpe de Estado en Honduras, Democracy in the US (octubre) 2011, [en lnea] <http://www.democracyintheus.com/Obama_y_el_golpe_de_Estado_en_Honduras.pdf>.

[4] Carney, Jay: Press Briefing by Press Secretary Jay Carney, White House (abril 15) 2013, [en lnea] <http://www.whitehouse.gov/the-press-office/2013/04/15/press-briefing-press-secretary-jay-carney-4152013>.

[5] Ventrell, Patrick: Daily Press Briefing, U.S. Department of State (abril 16) 2013, [en lnea] <http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2013/04/207598.htm#VENEZUELA>.

[6] White House: Statement by the Press Secretary on the Situation in Venezuela, White House (abril 17) 2013, [en lnea] <http://www.whitehouse.gov/the-press-office/2013/04/17/statement-press-secretary-situation-venezuela>.

[7] Alba TV: celac pide que sectores venezolanos acepten los resultados electorales del 14-A, (abril 19) 2013, [en lnea] <http://www.albatv.org/Celac-pide-que-sectores.html.

[8] Univision: Transcripcin de la entrevista del presidente Barack Obama, (mayo 4) 2013, [en lnea] <http://noticias.univision.com/article/1523087/2013-05-04/estados-unidos/noticias/transcripcion-entrevista-obama>.

[9] Harf, Marie: Daily Press Briefing, U.S. Department of State (febrero 13) 2014, [en lnea] <http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2014/02/221643.htm#VENEZUELA>.

[10] Harf, Marie: Daily Press Briefing, U.S. Department of State (febrero 14) 2014, [en lnea] <http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2014/02/221666.htm#VENEZUELA>.

[11] Kerry, John: Recent Violence in Venezuela, U.S. Department of State (febrero 15) 2014, [en lnea] <http://www.state.gov/secretary/remarks/2014/02/221693.htm>.

[12] TeleSUR: Venezuela enfrenta ataque fascista promovido por Estados Unidos, (febrero 17) 2014, [en lnea] <http://www.telesurtv.net/articulos/2014/02/17/venezuela-enfrenta-nuevo-ataque-de-estados-unidos-942.html>.

[13] Obama, Barack: Press Conference by President Obama, President Pea Nieto, and Prime Minister Harper, White House (febrero 19) 2014, [en lnea] <http://www.whitehouse.gov/the-press-office/2014/02/19/press-conference-president-obama-president-pe-nieto-and-prime-minister-h>.

[14] Mallett-Outtrim, Ryan: Venezuelan Government Reiterates Calls for Dialogue with Opposition, Venezuelanalysis (febrero 20) 2014, [en lnea] <http://venezuelanalysis.com/news/10379>.

[15] Ellner, Steve: Venezuela: Right-wing Provokes Violence in Time- worn Practice, Green Left Weekly (febrero 13) 2014, [en lnea] <https://www.greenleft.org.au/node/55866>.

[16] Mallett-Outtrim: 2014: Opus cit.

[17] Ellner, Steve: Unlike What the Media Says or Implies, the Violence in Venezuela Is Being Perpetrated by the Opposition, Venezuelanalysis (febrero 20) 2014, [en lnea] <http://venezuelanalysis.com/analysis/10377>.

[18] Karimi, Faith, and Shoichet, Catherine E.: Venezuela: Whats the Crisis About? cnn World (febrero 21) 2014, [en lnea] <http://www.cnn.com/2014/02/20/world/americas/venezuela-qa/index.html?hpt=hp_t3>.

[19] TeleSUR: Maduro a cnn: Si no cesa propaganda de guerra, deber irse del pas, (febrero 20) 2014, [en lnea] <http://www.telesurtv.net/news/Maduro-a-CNN-Si-no-cesa-propaganda-de-guerra-debera-irse-del-pais-20140220-0016.html>.

[20] August, Arnold: Origen y desarrollo de las iniciativas de promocin de la democracia de los ee.uu., Democracy in the US (abril) 2012, [en lnea] <http://www.democracyintheus.com/Origen_y_desarrollo_de_las_iniciativas_de_promocion_de_la_democracia_de_los_EEUU.pdf>.

[21] August, Arnold: La gnesis de un nuevo rostro para la democracia en los EE.UU. y en el extranjero, Democracy in the US (octubre) 2011, [en lnea] <http://www.democracyintheus.com/La_genesis_de_un_nuevo_rostro_para_la_democracia_en_los_EEUU_y_en_el_extranjero.pdf>.


Fuente: http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/12/23/la-mano-de-washington-en-los-golpes-electorales-en-venezuela/#.Vnu9rFJbLIV


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter