Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2016

Extorsin de empresas a comunidades rurales en Guatemala
Dame tus bienes, por las buenas o por las malas

Jos Gabriel Cubur
Rebelin


En Guatemala las empresas mineras, hidroelctricas y de monocultivos emplean dentro de sus planes mtodos de convencimiento y presin a las comunidades rurales para que permitan la operacin de sus ambiciosos proyectos.

En este artculo nos referiremos slo a tres de sus procedimientos: el convencimiento de un anhelado cambio del subdesarrollo al desarrollo, la Responsabilidad Social disfrazada y la creacin de figuras criminales, encarcelamiento y asesinato de dirigentes y lideresas.

Primero, estas empresas llegan a las comunidades a ofrecer comprar los terrenos que les interesa explotar y casi siempre logran su objetivo.

Segundo, como parte de su responsabilidad social empresarial organizan campeonatos de ftbol, excursiones, costean parte de las fiestas patronales y en raras ocasiones construyen una parada de autobs o una escuela. En este procedimiento, gastan ms dinero en publicidad que en el desarrollo de los eventos sociales o pequea infraestructura.

Tercero, si algn comunitario o la mayora de la comunidad se opone a los proyectos extractivos y de monocultivos, entonces se dan a la tarea de crear figuras criminales. En este sentido, juega un papel importante el jefe de seguridad quien acta en contubernio con la polica estatal. Este personaje suele ser, en muchos casos, militar activo o en situacin de retiro. Es el encargado de crear escenarios para que los lderes comunitarios sean perseguidos penalmente y hasta encarcelados.

Pero si no funciona la criminalizacin entonces acuden a la violencia (amenazas, agresiones verbales y fsicas, y asesinatos).

En relacin a la creacin de figuras criminales, Daniel Pascual Hernndez, coordinador general del Comit de Unidad Campesina CUC- y de la Coordinacin Maya Waqib Kej, dijo el 16 de mayo de 2016, en el Foro Permanente para las Cuestiones Indgenas de la Organizacin de Naciones Unidas, que existen bufetes jurdicos pagados por las empresas extractivas y de monocultivos, encargados de formular toda la criminalizacin social y que cuando esos abogados no logran su objetivo entonces acuden a los asesinatos. https://goo.gl/nIqFGY

El defensor de derechos humanos cit como ejemplo el asesinato de la activista hondurea Berta Cceres.

La expresin de Pascual Hernndez encaja bien en este artculo, pues pareciera que la estrategia de las empresas extractivas y de monocultivos en toda Amrica Latina es la misma. En los ltimos meses se ha incrementado la violencia en contra de dirigentes indgenas y campesinos de ambos sexos en Colombia, Brasil, Honduras y Guatemala.

Aqu vale la pena mencionar un hilo conductor en los atentados en contra de activistas de Guatemala y Honduras. El comn denominador es que los actores intelectuales o materiales de violaciones en contra de defensores y defensoras son militares o exmilitares.

Veamos algunos ejemplos: en el asesinato del profesor Adolfo Ich Chamn y el ataque con arma de fuego en contra de 8 campesinos, el 27 de septiembre de 2009, en el Estor, Izabal, particip el teniente coronel retirado, Maynor Padilla, exjefe de seguridad de la Compaa Guatemalteca de Nquel, CGN, capturado el 26 de septiembre de 2012 y ligado a proceso penal el 1 de octubre del mismo ao.

El responsable de ordenar el asesinato de las personas que se encontraban manifestando frente a la minera San Rafael, S. A, el 27 de abril de 2013, en donde resultaron heridas de bala seis personas, fue el exmilitar, Alberto Rotondo, de nacionalidad Peruana, quin fue capturado el 30 de abril de ese ao. Ahora Rotondo est prfugo de la justicia guatemalteca.

Por este caso, tambin est preso el exsubdirector de operaciones de la Polica Nacional Civil, Pedro Esteban Lpez, quin detuvo ilegalmente e invent delitos graves en contra de 26 personas de Santa Rosa y Jalapa quienes se oponen a la minera en su territorio.

Otro caso que sale a colacin, es el trabajo de criminalizacin, persecucin e intimidacin en contra de lderes y lideresas que hizo la empresa Escorpin que le brindaba servicios de seguridad privada a Exmingua, duea del proyecto minero Siete Derivada, ubicado entre San Jos del Golfo y San Pedro Ayampuc. El dueo de Escorpin es el capitn Miguel Martnez Sols y su brazo derecho era el exteniente del ejrcito Pablo Silas.

Detrs del asesinato de la ambientalista y lideresa del Pueblo Lenca de Honduras, Berta Cceres, est el mayor de las Fuerzas Armadas de Honduras, Mariano Daz. Los ejemplos citados nos dan idea del fuerte vnculo que tienen las empresas extractivas y de monocultivos con militares y exmilitares.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter