Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-06-2016

Sinn Fin demanda un referndum sobre la unidad de Irlanda tras el resultado
El brexit vence en el referndum y abre un perodo sin precedentes en la Unin Europea

Naiz


El referndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unin Europea se ha saldado a favor de la salida de la segunda economa del continente, un desenlace sin precedentes en el proyecto comunitario y que abre un perodo de incertidumbre tanto para el nuevo encaje britnico en el continente, como para la sostenibilidad de un bloque que ha perdido a uno de sus ms influyentes miembros.

Aunque el escrutinio no ha concluido oficialmente, el brexit ha logrado una victoria recibida por sus partidarios como el da de la independencia britnica, una euforia que contrasta con la negativa reaccin de los mercados, que evidencian las serias implicaciones de una decisin contra la que haban luchado la prctica totalidad de las fuerzas polticas, econmicas y sociales de Reino Unido.

Junto a los efectos sobre la volatilidad financiera, el statu quo britnico se enfrenta a un terremoto poltico con epicentro en el Nmero 10 de Downing Street, puesto que el primer ministro, David Cameron, haba apostado por una opcin, la de la permanencia, ignorada por la mayora de los ciudadanos.

Con una participacin del 71,3%, la mayor en una votacin en Reino Unido desde 1992 y ms de seis puntos por encima del plebiscito de 1975 que haba confirmado la permanencia en la por entonces Comunidad Econmica Europa, el escrutinio ha dado un vuelco sin precedentes a una noche electoral que haba arrancado con las encuestas a favor de la continuidad.

Este desenlace tiene profundas connotaciones polticas e institucionales, puesto que el debate sobre la sostenibilidad de Cameron al frente del Gobierno, del que haba avisado que no dimitira en caso de brexit, est ya planteado, incluso pese a la carta de dos tercios de los diputados conservadores que haban defendido la salida y que le han expresado su apoyo para permanecer en Downing Street por el mandato y deber obtenido hace tan slo un ao.

Sin plan B

Adems, otra de las incgnitas es el grado de preparacin de Reino Unido para un proceso que podra llevar aos, puesto que el propio primer ministro haba asegurado pblicamente que no haba plan B.

Tras jugarse su credibilidad a la carta de una apuesta que, segn l, hara al ms fuerte y ms seguro, Cameron ha quedado ya como el principal perjudicado de una campaa que ha dividido a la sociedad britnica por una estrategia partidaria, puesto que, ms que por clamor popular, el referndum surgi para sofocar el incendio que Bruselas llevaba generando en los conservadores desde hace dcadas.

La oposicin laborista ha sugerido ya la necesidad de su dimisin ante un escenario sin precedentes en el que la nica certidumbre es que, de vencer la salida, la decisin sera irreversible. No en vano, David Cameron haba avanzado ya que el proceso formal de retirada de los Veintiocho comenzara de inmediato.

Aunque el Tratado de Lisboa establece las pautas de este procedimiento en el artculo 50, el primer movimiento ha de partir del estado miembro, que debe notificar a la UE su deseo de abandonar.

De hecho, Londres no est obligado a proceder inminentemente, es ms, los partidarios de romper con Bruselas han manifestado ya su preferencia por aguardar, puesto que, pese a meses de campaa, la frmula que regira sigue siendo una incgnita.

Los plazos, a priori, estn marcados, si bien los dos aos establecidos en la normativa comunitaria podran ampliarse siempre que lo autoricen los otros veintisiete socios. Expertos en Derecho europeo creen que, dada la complejidad, las negociaciones podran llevar hasta una dcada y los propios defensores del divorcio asumen que, como mnimo, seran necesarios cuatro aos.

Reaccin

De momento, los mercados han evidenciado las secuelas del escenario que se abre en el bloque occidental: la divisa britnica ha cado a niveles inditos desde 1985, lo que podra acarrear una intervencin de contingencia del Banco de Inglaterra, que ya haba avanzado que tena previstas medidas para garantizar la estabilidad financiera.

Junto a la City y Downing Street, la atencin estar en el continente, donde se espera que los dems lderes, que han mantenido en secreto su plan de accin en caso de brexit, se renan a la mxima urgencia y exijan a Reino Unido clarificaciones sobre las reas ms delicadas, como el futuro de los casi tres millones de ciudadanos comunitarios que residen al norte del Canal de la Mancha.

Encaje

Adems, uno de los factores ms complejos ser el potencial encaje britnico en el mercado comn. La presin, por tanto, ser notable para hallar una solucin que implicar delicados compromisos de las partes, un esfuerzo que podra necesitar aos antes de que se pueda garantizar el apoyo de una mayora cualificada de los ministros del ramo para, posteriormente, lograr que la propuesta sea ratificada por los dems estados miembro y, a continuacin, por los Parlamentos europeo y britnico.

El problema es que uno de los catalizadores del brexit ha sido el control de los flujos migratorios y la pertenencia al mercado comn implicara, a priori, el libre movimiento de personas, dos elementos indisociables y, para la UE, innegociables, por lo que, a priori, Londres no podra mantener el primero sin tener que aceptar el segundo, lo que complica la ecuacin entre prosperidad econmica y lmites a la entrada de ciudadanos comunitarios.

No en vano, abandonar el mercado comn no es una opcin extendida entre los defensores del Brexi, que se encuentran divididos entre quienes proponen directamente abandonarlo, aquellos que creen posible permanecer por el propio inters del resto de sus integrantes de no perder a la segunda economa europea, los que abogan por establecer acuerdos bilaterales e, incluso, quienes ven viable operar con los 161 miembros de la Organizacin Mundial de Comercio (OMC).

Este encaje, con todo, constituye tan solo una pieza ms del complejo puzle legislativo de un proceso que obligara a revisar hasta 80.000 pginas de acuerdos comunitarios, con el objetivo de decidir descartes, qu reas enmendar y cules mantener, un sumario que, inevitablemente, querr supervisar el Parlamento britnico y cuya duracin constituye un enigma.

Adems, la salida incrementa el riesgo de una crisis constitucional para la unin britnica, puesto que Escocia, protagonista de un plebiscito de independencia hace menos de dos aos, ha apoyado mayoritariamente la continuidad en la UE y cuya ministra principal ha reconocido que este desenlace reavivar las ansias secesionistas.

Sin precedentes

En consecuencia, junto a la resolucin de una profunda crisis poltica en casa, el Gobierno, independientemente de su constitucin, tendr que resolver un proceso sobre el que no hay precedentes, tan solo la salida de Groenlandia, ni siquiera un estado, sino un territorio que formaba parte de Dinamarca, hace ms de 30 aos, cuando la UE no era tampoco la unin poltica en la que se ha convertido hoy en da.

Por si fuera poco, este nuevo captulo tendra que acordarse con socios que difcilmente mostrarn empata hacia quien ha decidido abandonar, a pesar de los compromisos que tanto costaron en febrero y que hubiesen garantizado para Reino Unido el ansiado estatus de verso libre de una Europa cada vez ms cohesionada.

Por otra parte, a escala europea, el temor es que la partida britnica genere un efecto domin entre otros integrantes de los Veintiocho y, sobre todo, que desencadene un peligroso auge del populismo.

Noticia relacionada: Sinn Fin demanda un referndum sobre la unidad de Irlanda tras la victoria del brexit

Fuente: http://www.naiz.eus/actualidad/noticia/20160624/el-brexit-lidera-el-recuento-de-votos-en-el-referendum-del-reino-unido


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter