Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2016

"El Pas", cotidiano con los pies en Uruguay y la cabecita?

Luis E. Sabini Fernndez
Rebelin


El Pas, un cotidiano de larga data se edita, ya lo sabemos, en Montevideo. Pero desde dnde piensa y se piensa El Pas? 

Eso nos lo dice su escritura.

Este mes nos ofrece una nota abordando la relacin con la regin: Crtica elptica de embajadora de EE.UU. a Uruguay por Venezuela. [1]

La nota cita a Kelly Keiderling explicando las razones de ser de la embajada de su pas en Uruguay.

Se busca velar por la seguridad, la prosperidad y la bsqueda de sociedades ms democrticas y ms justas. Cmo unir lo primero; polica, negocios (mejor dicho polica para hacer negocios) con lo ltimo?

Y dentro del ltimo tramo de la frase, cmo unir lo que EE.UU. considera democrtico con alguna idea de justicia? Todos los parmetros, insospechables de izquierdismo, de las ltimas dcadas sealan el avance aplastante de los mil millonarios sobre el resto de la poblacin, que ha llevado las estadsticas de los deciles tradicionales a hablar del 1% ms acaudalado de la poblacin y del 1 por mil y del 1 por milln. Los 62 multimillonarios ms ricos del planeta tienen ms capital que 3700 millones de seres humanos (la mitad pobre del planeta). Haciendo un simple cociente, cada uno de esos supermillonarios tiene ms dinero, capital, que 60 millones de seres humanos. 1 x 60 000 000 nunca ha habido tal abismo en el abanico de ingresos como en los ltimos 20 aos. Una mascota yanqui consume los alimentos de varias decenas de humanos habitantes del frica, el continente ms esquilmado del planeta, es decir la poblacin ms esquilmada del planeta. As nos damos cuenta que el racismo es bien real.

Nuestra embajadora sigue impertrrita midiendo intereses y estrategias: Es suficiente concentrarnos en nuestros intereses donde coinciden con los intereses uruguayos? Uno quisiera saber en qu coinciden. No en la fuga de cerebros, por ejemplo, donde EE.UU. es el gran beneficiado de quienes estudian aqu y emigran y rinden sus frutos all. Nos ayuda la soja transgnica y su squito de agrotxicos, todo eso matrizado en EE.UU.? A juzgar por el estado de las aguas del pas, me atrevera a decir que tampoco. Tal vez por la permanente invasin y presencia de cine-basura, teve-basura, comida basura? En fin.

Pero Kelly nos tranquiliza. Los presuntos intereses comunes no alcanzan. Cuando un pas ataca a otro, o invade y ocupa a otro [ ]. Aqu nos paraliza el asombro Se dispone la embajadora a sincerar la poltica exterior de EE.UU. atacando a Irak, por ejemplo, como hiciera antes con Afganistn, Repblica Dominicana, Vietnam, Indonesia, Filipinas, y si nos remontamos al siglo XIX, a Mxico, a Espaa?

No! Aquella frase sigue con una pregunta debe EE.UU. ignorarlo?, lo cual revela que no hablaba de las invasiones y ocupaciones de EE.UU. porque no podra desconocerlas. Se debe tratar de otras invasiones y ocupaciones. Pero la embajadora no da ejemplos. Solo se tratara al parecer de un giro lingstico o estilstico, vaya uno a saber, porque sigue: Cuando un hombre fuerte, lder de su pas encarcela a manifestantes pacficos y no los deja opinar en contra del gobierno, acaso debemos hacer la vista gorda y quedarnos callados?

Ya vemos el vuelo mental de la embajadora. Alude con lo de manifestante pacfico a Leopoldo Lpez, aun cuando la manifestacin por l organizada hace un par de aos termin con ms de 40 muertos acaso provocados por el chavismo? No lo parece, porque aprisionado Lpez, el gobierno no ha exhibido ese estilo represor en nuevas instancias.

Pero Keiderling tiene su propio vocabulario. Prosigue: EE.UU. defiende los principios democrticos. No alcanzamos a ver dnde. Ni cmo. Al menos no derribando gobiernos elegidos por el voto mayoritario como en Honduras o en Hait recientemente o en Guatemala hace medio siglo. Pero Keiderling es de amianto, afirmando que lo que caracteriza a EE.UU. es la defensa de la democracia, de los derechos humanos y de la dignidad humana. Dnde, cmo, cundo? Financiando a grupos nazis en Ucrania, como explic la colega inefable de Keiderling, Victoria Nuland, que declar que tuvo que desembolsar cinco mil millones de dlares para lograr el cambio de gobierno? [2]

Obviamente no poda referirse a la dignidad humana cuando su gobierno despleg urbi et orbi crceles clandestinas donde ir depositando musulmanes para luego acopiarlos en Guantnamo, hasta llegar a casi un millar (que, segn Jihad Diyab [3] fue la poltica de EE.UU. tras el derribo de las torres, para compensar el efecto traumtico y mostrar reaccin). Se trata de miles de seres humanos con dcada, dcada y media de vida destrozada. Sin juicio alguno. Para no hablar de las matanzas semanales con drones en Pakistn y otros infaustos pases a miles de km del territorio estadounidense.

Volviendo a la intervencin inicial de Keiderling a que alude la nota, en resumen lo que EE.UU. hizo fue marcarle la cancha al gobierno de Uruguay, al que vio ligeramente fuera de lnea, por no subrayar con los acentos dispuestos desde la Casa Blanca su condena a la Venezuela actual.

Poco margen al disenso, entonces.

Un vocabulario exclusivo que no soporta la lgica y ni siquiera el diccionario.

Y alineamiento perfecto. O ferpecto. Pero as funciona la polica del pensamiento madeinUSA.


Notas

[1] 8 / 9 / 2016.

[2] fte.: Fabrizzio Txavarra Velzquez (CENIC).

[3] Jihad Diyab, sirio, uno de los transferidos de Guantnamo a Uruguay y en este momento en 40 dias de huelga de hambre porque ni el gobierno de EE.UU. que lo aisl y tortur durante 12 aos sin juicio alguno, ni el uruguayo que lo recibi dentro de la poltica de EE.UU. de ir descargndose del peso poltico y tico de tanta arbitrariedad, le han permitido unirse con su familia.

Blog del autor: http://revistafuturos.noblogs.org/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter