Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2016

La periodista Aina Torres publica La memoria viva (Sembra Llibres) sobre la escritora feminista
Montserrat Roig: literatura catalana, en rojo y violeta

Enric Llopis
Rebelin


Public 40 libros durante sus 45 aos de vida. Montserrat Roig (1946-1991) fue escritora, periodista, feminista, catalanista, mujer de izquierdas (milit en el PSUC) y firme defensora de la memoria histrica. En su caso no es un tpico la calificacin de escritora total, segn la define otra periodista y escritora, Aina Torres, autora de La Memria Viva, libro recientemente publicado por la editorial Sembra Llibres sobre Montserrat Roig. Tampoco es un lugar comn la idea de escrivivir que le aplic su hijo, Roger Sempere. Hay quien la sita en el punto justo donde se cruzan marxismo y feminismo.

Como periodista estuvo en Mxico, Francia y Cuba. En la Isla quiso entrevistar, junto a la inseparable amiga y fotgrafa, Pilar Amerych, a Fidel Castro en la dcada de los 80. Trabajaba entonces como freelance, sin contrato, cuenta Aina Torres. No pudo entrevistar al Comandante, pero s al vicepresidente cubano, Carlos Rafael Rodrguez. El anticomunismo ciega a Estados Unidos, fue el titular del texto publicado en 1982 por El Pas. Monsterrat Roig tambin colabor en Cuadernos para el Dilogo, Destino, La Calle, Oriflama, Tele/eXpres, Mundo Diario, El Temps, Vindicacin Feminista, Els Marges, El Peridico de Catalua y Avui, entre otros medios.

En los aos 70 public crnicas en la revista Triunfo. En junio de 1976 escribe sobre las Jornades Catalanes de la Dona: Cuando las mujeres se renen para hablar de su liberacin, es todo un mundo, complejo y marcado por siglos y siglos de civilizacin equivocada, que se pone en cuestin; Han surgido lderes naturales y espontneas, llenas de fuerza y de vida y casi nulos han sido la competitividad y el deseo de poder, aade unas lneas ms abajo. Los artculos de opinin en el diario Avui, entre 1990 y el mismo da de su muerte, resumen asimismo el ideario de Montserrat Roig. Aina Torres recuerda que, agrupados en la seccin Un pensament de sal, un pessic de pebre, rechazaban la guerra de Irak y la censura lingstica en la televisin autonmica valenciana, defendan el derecho a la autodeterminacin de los pueblos kurdo y palestino, y mostraban solidaridad con la activista Nria Cadenes, acusada de pertenencia a Terra Lliure. Adems, la escritora consideraba un acto poltico la escritura en cataln, su lengua materna. Ante la tortura existencial de algunas posiciones militantes, Monsterrat Roig defenda el derecho a la felicidad en medio de la lucha poltica.

La proyeccin de su labor periodstica tuvo un epicentro en la televisin, donde se dio a conocer ante el gran pblico. En 1977 estren un programa de entrevistas Personatges- en el canal de TVE en Catalua. All respondieron a sus preguntas figuras de la cultura como Ovidi Montllor, Vicent Andrs Estells, Maria Aurlia Campany, Pere Quart, Lluis Llach, Maria del Mar Bonet o Antoni Tpies. En el verano de 1978, 50 entrevistas despus, Televisin Espaola elimin este espacio de la parrilla. Aina Torres entrecomilla en el libro los motivos alegados por un directivo de RTVE, pasados ya dos aos: Monsterrat Roig, militante comunista, introduca en el programa preguntas de evidente matiz ideolgico, sin la necesaria neutralidad informativa. En 1986 volvi a la televisin pblica, con programas de entrevistas como Bscate la vida, en los que seleccionaba a un tipo de jvenes poco habituales en el plat: cooperantes con la Nicaragua revolucionaria, una activista del movimiento okupa o un preso del GRAPO. Se quej de que TV3 no la tuviera en cuenta en su programacin.

Pero Montserrat Roig se consideraba una escritora, su vocacin fue realmente la literatura en cataln. En el periodismo a travs de entrevistas, reportajes de investigacin o artculos de opinin- encontr un medio para ganarse la vida (yo soy mi mecenas, afirm). Ya en la madurez literaria, trat de explicar el porqu de la escritura. Tal vez se trataba de la elaboracin de unas tcnicas narrativas, la difcil bsqueda de un estilo propio, la eleccin de las palabras ms adecuadas, el sacrificio que implica deja a un lado la ampulosidad y la afectacin en beneficio de la sencillez, el esfuerzo por alcanzar la belleza de las cosas, el resurgimiento de los detalles (). El escritor y editor Quim Torra corrobora esta idea: Creo que se obsesion por encontrar un estilo, una manera de explicar las cosas. La autora de Ramona, adu y El temps de les cireres pensaba tambin que el novelista poda asimilarse a un arquitecto, y que la obra narrativa requera tanta elaboracin y diseo previo como la construccin de una casa. En los preliminares poda pasar un ao. Otro rasgo de sus novelas y piezas periodsticas fue la recuperacin de la infancia (en el Ensanche de Barcelona), porque de ese modo, afirma Aina Torres, pona en orden su vida y se la inventaba.

Y de ah, a la importancia del detalle convertido en categora literaria; por ejemplo, el limonero del patio de la casa familiar, que permite en El temps de les cireres observar el paso del tiempo. Otra caracterstica de la Montserrat Roig narradora fue una mirada feminista que justificaba en Lhora violeta: La historia grande ha expulsado a las mujeres ms que a nadie. Tena claro que para conocer la vida de los hogares y los interiores haran falta unas memorias escritas por mujeres, destaca Torres. No fue una apuesta sencilla. La escritora Isabel-Clara Sim seala que no estaba bien visto que fuera una mujer libre. Le recriminaron que escribiera con mirada de mujer, y su condicin de feminista les daba todava ms rabia. Montserrat Roig tambin critic el machismo de las izquierdas. En el campo profesional no renunci a su vocacin de escritora, ni tampoco a ser madre de dos hijos. Adems de los clsicos Virginia Woolf, Doris Lessing, Simone de Beauvoir, Annie Leclerc o Hlne Cixous-, se mir en el espejo de escritoras del terreno, como Maria Aurlia Capmany (1918-1991), destacada feminista y antifranquista. Montserrat Roig vir, en algunos aspectos, del feminismo de la igualdad al feminismo de la diferencia. En su literatura no aparecen mujeres maravillosas y de una pieza, segn escribi: Estamos llenas de miedos, de angustias, de la misma manera que los hombres!.

Escrito en forma de crnica periodstica, el libro de 160 pginas editado por Sembra Llibres revela episodios impagables sobre la creacin literaria, como el consejo que el poeta Salvador Espriu le dio a Montserrat Roig cuando sta tena quince aos: Pues mire, seorita, si quiere escribir ha de tener en cuenta dos cosas: la primera, procure ser sincera ante la hoja en blanco. La segunda, no me utilice, por favor, los llur, dhuc, dantuvi, quelcom, y procure ahorrarme los adverbios terminados en mente. Del primer libro de cuentos, publicado en 1971, vio cmo se le censuraban 30 pginas por las apelaciones al sexo, la poltica y la religin.

Eran los inicios. En su ltimo ensayo, Digues que mestimes encara que sigui mentida (1991), comparte la maduracin de sus reflexiones: Para escribir nos hemos de sentir, alguna vez, expulsados. Y las ciudades actuales, aada, expulsan a los escritores. En 1972 public su primera novela, Ramona, adu, en la que ya figuraba uno de sus motivos predilectos, la burguesa barcelonesa. En El temps de les cireres (1977), ttulo que remite a un himno revolucionario de la Comuna de Pars, retrata el otoo de la dictadura, a travs de una joven que retorna tras doce aos en el extranjero y dos familias de la burguesa catalana. Con otra novela, Lhora violeta (1980), cierra un ciclo: el objetivo de la escritura ya no ser tanto la realidad externa, como el mundo interno de la autora. Algunos crticos calificaban sus novelas de autobiogrficas, pero toda literatura lo es, afirmaba Borges.

Montserrat Roig tambin cultiv el teatro, el cuento y la crtica literaria. Otro frente no menor en el que se embarc fue el de la memoria. Al igual que otros periodistas, como Ramon Barnils, recogi la tradicin republicana para impulsarse en el presente. Su reportaje de investigacin ms conocido, Els catalans als camps nazis (1979), le llev tres aos y ms de 500 pginas. Para ello entrevist a los republicanos catalanes, pocos, que lograron sobrevivir a los campos de concentracin. En el ensayo Lagulla daurada (1985) hace memoria del sitio de Leningrado, tras un viaje a la antigua Unin Sovitica. Aina Torres ha trabajado en medios como TV3 y VilaWeb; con el libro Dos hiverns i un incendi gan el premio de Poesa Mart Dot. En cuanto a la editorial Sembra Llibres, ha publicado ttulos como Acte de violencia, de Manuel de Pedrolo; Totes les canons parlen de tu, de Xavi Sarri, Lluitant contra loblit, de Laura Ballester; y Viure, morir i nixer a Gaza, de David Segarra.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter