Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2017

Entrevista a Jos Herrera Plaza sobre "Accidente nuclear en Palomares. Consecuencias (1966-2016)"
Gracias al celo de Eduardo Ramos, el rea urbana fue la nica zona efectivamente descontaminada en 1966

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Jos Herrera Plaza (Almera, 1955) curs estudios de Economa en la Universidad de Valencia. Tcnico Superior en Imagen y sonido, trabaja actualmente, como cmara operador, en Canal Sur TV. Desde 1985 ha seguido de cerca todo lo relacionado con el accidente nuclear de Palomares. En 2003 fue coautor y coorganizador del libro y exposicin en el Centro Andaluz de Fotografa "Operacin Flecha Rota. Accidente nuclear en Palomares". Posteriormente dirigi el largometraje documental homnimo (2007).

* * *

Seguimos en el captulo VII: "Resultas y reparaciones". Antes de entrar en l una duda. En un correo me comentabas que has conocido recientemente al jefe de medicina interna del Hospital de Torrecrdenas. Qu tal? Qu impresin te ha dado? Creo que le han rechazado un permiso. Quines, por qu?

JH.- S, desde hace un tiempo me haba enterado que un doctor llamado Francisco Laynez Bretones estaba muy interesado con el tema de Palomares. Vi que iba en serio cuando en el ltimo Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Interna que se celebr en Mojcar (Almera), dio una conferencia que titul: "Accidente nuclear de Palomares. Implicaciones mdicas". Posteriormente contact con l. Parecime un hombre de slidas convicciones, lleno de inquietudes, hambriento de lo veraz. Me inform que quera realizar un estudio epidemiolgico sobre la radiactividad y cncer en Palomares, aprovechando los recursos de la Escuela de Salud Pblica, donde se concentran los historiales mdicos completos de los enfermos de cncer, incluidas las encuestas realizadas a los pacientes (trabajo, nutricin, sueo, tabaquismo-alcohol, modo de vida, etc.). Yo me permit ejercer de Nostradamus.

Se te debe de dar muy bien.

Le coment que no se lo iban a permitir. Desgraciadamente as fue. Como tenan que buscar una excusa, un evaluador de la comisin adujo que ya haba ms de 20 estudios al respecto! Francisco, ante el impune descaro de este seor, que ambiciona seguir trepando, le ret por carta a que le sealara esos estudios. nicamente caba el silencio como respuesta.

Qu tal en este tema la Escuela de Salud Pblica que, salvo error por mi parte, depende de la Junta de Andaluca?

JH.- No te equivocas. Con estatus de empresa pblica, depende de la Junta, que la controla polticamente desde su fundacin. Tericamente es un centro de excelencia, colaborador de la OMS y de la Org. Panamericana de Salud, cuya misin cito textualmente en el mbito de la investigacin es la de generar el conocimiento cientfico en el campo de la Epidemiologa, la Salud Pblica y la Gestin de los Servicios Sanitarios y Sociales. Como el poeta Luis Cernuda, esta institucin parece moverse entre una dicotoma: la realidad y el deseo.

Por cierto, me adelanto un poco, hablas de ello en la pgina 296 de tu libro, pero creo que esta Escuela hizo alguna jugada extraa poco antes del referndum otnico. Nos puedes dar cuenta de ello?

JH.- S, una jugada de infausto recuerdo. Probablemente presionados por los grupos medioambientalistas y la opinin pblica, fueron convocados por la Escuela de Salud Pblica poco antes del Referndum de la OTAN, el Dr. Pedro A. Martnez Pinilla, que realizaba en ese tiempo el nico estudio epidemiolgico, el Decano de la Facultad de Medicina de Murcia y otros expertos, dirigidos por el Dr. Patxi Caral, como grupo de investigacin para la realizacin de un estudio exhaustivo sobre los efectos en la salud de la radiacin en Palomares. Finalizado el referndum jams fueron convocados, ni recibieron ninguna anulacin, justificacin o comunicacin del organismo.

Contra la justicia robada y el olvido, en pos de la memoria, recordemos los protagonistas: Consejero de Salud, Pablo Recio. Presidente de la Junta de Andaluca, Jos Enrique de la Borbolla. Presidente del Gobierno Felipe Gonzlez.

Los espaoles de la JEN se hicieron cargo de la limpieza del ncleo urbano. Gracias a la humanidad del coronel y Dr. Eduardo Ramos, que descontamin holgadamente, muy por debajo de los estndares internacionales. Las calles y casas de Palomares quedaron perfectamente limpias. En la foto, junto a la zona 2-bis, lavado de la casa de Ana Guirao, la mujer que ms alto nivel de plutonio mostr en sus anlisis. (Foto: NARA)

 

Hombre, don Felipe ex GasGal Natural! Est en todas partes! Regreso a donde nos habamos quedado. Hablas, elogiosamente, del humanismo de un coronel, Eduardo Ramos. No es frecuente afirmas. Por qu?

JH.- Ciertamente, no es nada frecuente, ni antes ni hoy da. Esta persona, que segn varios de sus compaeros, era el mayor especialista que ha tenido Espaa en radioproteccin, sostena ya en 1966 que cuando se trataba de poblacin era aconsejable descontaminar hasta diez veces menos que lo estipulado en ley, sabedor que los estndares de proteccin radiolgica han descendido imparablemente con el tiempo. Un ejemplo de su humanidad: l se empe en coordinar la limpieza del ncleo urbano. En principio se acord para esa rea la descontaminacin de todo rincn igual o superior a 54 gr/m2 de plutonio. En un teletipo enviado desde Palomares, los norteamericanos se quejaban porque al final terminaron limpiando niveles muy inferiores: El lavado de casas es realizado bajo la estricta peticin de los monitores espaoles de la JEN. Gracias a su celo, el rea urbana fue la nica zona efectivamente descontaminada en 1966. Alejar el plutonio de los hogares, su entorno ms frecuentado, muy probablemente ha reducido los riesgos y consecuencias para su salud.

Por cierto, creo que no te lo he preguntado hasta ahora, los afectados han llegado a demandar judicialmente alguna vez a las autoridades?

JH.- Los afectados, nunca. Los nicos que se atrevieron fue la Federacin Provincial de Ecologistas en Accin de Almera hace dos aos, con nuestro amigo Jos Ignacio Domnguez a la cabeza, que demand en la Fiscala de Medioambiente del Tribunal Supremo al CSN, CIEMAT y gobiernos anteriores como responsables subsidiarios por negligencia con la poblacin.

Hablas de un estudio que yo desconoca: "Estudio preliminar de los efectos producidos por la explosin de una Bomba de 20 megatones en Torrejn de Ardoz". Te pregunto a continuacin sobre l.

Cuando quieras.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter