Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2017

Ciudades de Amrica Latina viven en el desorden territorial

Emilio Godoy
IPS


Uno de los edificios en construccin en el municipio de Benito Jurez, en el sur de la Ciudad de Mxico, enfrenta la oposicin vecinal porque tendr 22 pisos y 752 apartamentos, donde ya se edificaron cuatro rascacielos y otros seis estn en obra. En el municipio hay 350 edificios que rebasan la altura permitida. Crdito: Emilio Godoy/IPS

MXICO, 4 ago 2017 (IPS) - Javier Mndez decidi en 2014 vivir en su apartamento en una transitada avenida de un barrio del sur de Ciudad de Mxico por el panorama que desde el octavo piso le brindaban los ventanales a los volcanes que custodian la capital.

Pero la construccin de una torre residencial de 22 pisos, a un costado de su edificio, le desgaja los deseos de permanecer en esa vivienda, en la delegacin (municipio) de Benito Jurez, una de las 16 que componen la capital mexicana.

Ocasionar ms trfico, ms consumo de agua y de electricidad, ms generacin de basura. No deberan permitir ese tipo de construcciones. Adems, es ilegal, lament a IPS este maestro jubilado de 73 aos.

La torre residencial trepar 22 pisos y hospedar 752 viviendas en un rea de unos 12.000 metros cuadrados, mediante una inversin de unos 75 millones de dlares, segn los permisos de construccin consultados por IPS.

Para Mndez, las autoridades urbanas no debieron conceder la autorizacin porque la constructora reporta una direccin nica, cuando aglutin varios predios para contar con la superficie requerida para erigir el edificio. Adems, colinda con una gasolinera, con los consecuentes riesgos ambientales, sanitarios e inmobiliarios.

El terreno neto no da para construir una torre de ese tipo. Los planes urbanos no se respetan. Me toc ver el boom inmobiliario, parte irregular, seal Mndez, fundador del no gubernamental Movimiento en Tierra Firme-Promocin y Proteccin Ciudadana.

Un grupo de vecinos se moviliz estrilmente para rechazar la edificacin de grandes torres en la zona. En los alrededores ya construyeron cuatro y otros seis estn en obra.

El fenmeno ejemplifica la voracidad constructora y la especulacin que se ha adueado de este pas latinoamericano de 129 millones de habitantes, y especialmente de Ciudad de Mxico. Asimismo, exhibe la falta de aplicacin de los planes de ordenamiento territorial, bsicos para definir reas urbanizables, no urbanizables, espacios pblicos y la proteccin ambiental.

Prcticamente todos los pases latinoamericanos cuentan con planes de ordenamiento territorial, pero enfrentan el desafo de su aplicacin a nivel nacional, regional y municipal.

Con 641 millones de personas en la actualidad, la regin ser en 2050 la segunda ms urbanizada del mundo, detrs de la que aglutina a todo el continente americano, con 86 por ciento de su poblacin viviendo en ciudades y 100 millones en asentamientos irregulares, segn un estudio de 2016 sobre los desafos que ello supone, elaborado por la Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe (Cepal).

Ese organismo de las Naciones Unidas proyecta que las megaciudades (ms de 10 millones de habitantes) y las grandes urbes (entre uno y cinco millones) adquirirn ms importancia, mientras que las urbes intermedias (de 300.000 a 500.000) experimentarn un fuerte crecimiento.

La capital de Costa Rica, San Jos, es el corazn de una mancha urbana que se extiende por municipios con diferentes autoridades y estructuras administrativas. Crdito: Diego Arguedas Ortiz/IPS

En la regin, suman reportes de la Cepal y el Banco Interamericano de Desarrollo, sus metrpolis se enfrentan a la contaminacin, la exposicin al cambio climtico, el crecimiento catico, el congestionamiento vehicular, la proliferacin de la economa informal y la desigualdad. Hasta ahora, las urbes medianas siguen la ruta de las megalpolis, en la reproduccin de un esquema insostenible.

Aunado a ello, la generacin y calidad de la informacin territorial es limitada y el involucramiento de la sociedad civil resulta escaso en el diseo y revisin de los planes, lo cual contribuye a su debilidad.

San Jos, ejemplo de ciudad difusa

La capital costarricense, San Jos, es un ejemplo de un concepto de ciudad difuso: la capital tiene 42 kilmetros cuadrados, pero la ciudad se desborda ms all de sus lmites.

La Gran rea Metropolitana (GAM), englobada en el Valle Central del pas, suma casi 2.000 kilmetros cuadrados. Aunque representa menos de cuatro por ciento del territorio costarricense, concentra 60 por ciento de la poblacin, pero carece de una autoridad metropolitana unificada, al contrario de lo que sucede en otras capitales de la regin.

Junto a San Jos, otros 30 municipios componen la GAM, cada uno con su alcalde y normativa.

Hay una gran fragmentacin poltico-administrativa en la GAM y un problema que es metropolitano, dijo Toms Martnez, de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo del estatal Instituto Tecnolgico de Costa Rica.

Martnez coordin el Plan de Desarrollo Urbano de la GAM, el ltimo esfuerzo para modernizar el ordenamiento territorial metropolitano, aprobado en abril de 2014 pero varado por un proceso judicial. Por ello, el plan vigente desactualizado data de 1982.

Hay tres rutas diferentes: los municipios van por un lado, el gobierno nacional va por otro y el sector privado por otro, explic a IPS.

A nivel municipal, la situacin no mejora. El independiente informe Estado de la Nacin 2015 determin que solo 20 de las 36 municipalidades del Valle Central, 30 parte de la GAM, tenan planes de ordenamiento territorial y solo ocho de estos contaban con los reglamentos requeridos y el estudio de viabilidad ambiental aprobado.

Uno de estos con los planes al da es San Jos, pero el municipio capitalino no tiene control sobre cmo o dnde se crean las redes elctricas, de aguas o de transporte pblico.

Olvido a propsito

Para Alfonso Iracheta, acadmico del estatal El Colegio Mexiquense, el ordenamiento urbano es estratgico y prioritario.

Pero no interesa hacer planes y cuando se tienen que hacer por ley, no interesa que la gente los conozca, y luego tratan de no cumplirlos. Detrs de este proceso estn los intereses inmobiliarios, acus.