Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2017

No cay bien la bravuconada de Trump, ni en EEUU ni en Latinoamrica

lvaro Verzi Rangel
CLAE / Rebelin


  El presidente estadounidense Donald Trump amenaz con una intervencin militar contra Venezuela en una respuesta que sorprendi a muchos, incluyendo en Washington aparentemente, al propio Pentgono, que dijo no haber recibido ninguna orden al respecto, y a varios pases latinoamericanos que rechazaron la amenaza con el recuerdo de la invasin a Panam en 1989 en sus retinas.

"Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opcin militar si es necesario", dijo a periodistas el magnate neoyorquino en su lujoso club de golf en Bedminister, Nueva Jersey, luego de reunirse con su secretario de Estado (y alto ejecutivo de la trasnacional petrolera Exxon Mobil) Rex Tillerson, la embajadora de EE UU ante la ONU, Nikki Haley, y su consejero de Seguridad Nacional, el general H. R. McMaster.

Con las declaraciones inesperadas de Trump en torno a Venezuela de este viernes, algunos analistas estadounidenses insisten en que el mandatario acaba de entorpecer el surgimiento de una posible nueva alianza interamericana con Washington sobre Venezuela.

Colombia, Per, Bolivia, Chile y Mxico rechazaron la amenaza de Donald Trump de usar la fuerza para solucionar la crisis venezolana. . Los pases latinoamericanos no ven con buenos ojos la posibilidad de una intervencin militar estadounidense como ocurri con la invasin a Panam en 1989.

Christopher Sabatini, especialista en relaciones interamericanas en la Universidad de Columbia, declar al Miami Herald que diplomticos estadounidenses, despus de semanas de construir cuidadosamente el terreno para una repuesta internacional colectiva (a Venezuela), de repente encuentran sus esfuerzos minados por una aseveracin exagerada y anacrnica. Nos hace ver imperialistas y de viejos tiempos. Esto no es como Estados Unidos se ha comportado en dcadas.

El primero en reaccionar fue el gobierno chileno, que mostr su rechazo a las declaraciones de Trump. El canciller Heraldo Muoz, manifest que reiterando todos los trminos de la Declaracin de Lima sobre Venezuela, el gobierno de Chile rechaza amenaza de una intervencin militar en Venezuela. La senadora socialista Isabel Allende dijo nque l a salida para una crisis como la de Venezuela no deberia jams ser una intervencin militar norteamericana. Trump solo sabe de amenazas .

El presidente de Bolivia, Evo Morales, sali de nuevo a defender la soberana de Venezuela y afirmpo que Trump revela descaradamente su plan de intervencin militar contra Venezuela, dijo el jefe de Estado boliviano a travs de su cuenta en Twitter. Morales asegur que ahora sabe el mundo, quienes estaban contra Maduro solo buscaban la intervencin militar del imperio.

Mxico expres su rechazo al uso o amenaza de uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y afirm que la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas", asent el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

"Rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberana de Venezuela a travs de soluciones pacficas", acatando los principios y propsitos de la Carta de Naciones Unidas, precis la cancillera colombiana. Asimismo, "El Per rechaza cualquier amenaza o el uso de la fuerza no autorizado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", seal la cancillera peruana en un comunicado.

El canciller de Guatemala Carlos Morales afirm que la va armada no es una opcin para solucionar diferencias, y Brasil no apoyar intervencin militar de Trump a Venezuela, seal el canciller del gobierno golpista Aloysio Nunez en entrevista a O Estado de Sao Paulo.

El Mercado Comn del Sur (Mercosur) emiti un comunicado en el que dice que "considera" el dilogo y la diplomacia como "nicos instrumentos aceptables para la "promocin de la democracia".Aunque el documento firmado por quienes decidieran expulsar a Venezuela del grupo regional, dice "repudiar la violencia y cualquier opcin que implique el uso de fuerza", en ningn momento expresa una postura de rechazo a la intervencin militar que anunci Trump.

El secretario general de la Organizacin de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, uno de los principales operadores de la desestabilizaicn del gobierno venezolano, escribi un mensaje en sus redes sociales para referirse a los "instrumentos" de marco jurdico que han de aplicarse en Venezuela para "defender la democracia", pero sin hacer ninguna mencin a las palabras dichas en la noche de este viernes por el presidente de los Estados Unidos.

El vaquero Donald Trump

Conocedor de que no est tan lejos como Corea del Norte, Trump dijo que Venezuela es nuestro vecino y Estados Unidos est por todas partes. Tenemos tropas por todo el mundo, en lugares que estn muy lejos. Venezuela no est muy lejos, y la gente est sufriendo y se estn muriendo. En su rol de comandante en jefe coment: "Tenemos muchas opciones para Venezuela y, por cierto, no voy a descartar una opcin castrense".

Interrogado respecto de si fuerzas estadunidenses encabezaran una operacin en Venezuela, respondi: No hablamos sobre esas cosas, pero una operacin militar es, ciertamente, algo con lo que podramos proceder.

Por su parte, el alto mando militar de Estados Unidos se limit a declarar que el Pentgono no ha recibido rdenes, segn su vocero, Eric Pahon, quien refiri toda pregunta sobre el asunto a la Casa Blanca.

La amenaza del presidente Donald Trump de una opcin militar en Venezuela parece contradecir el consejo de su principal asesor de seguridad nacional. El general H. McMaster dijo la semana pasada que no quera dar al presidente Nicols Maduro ninguna municin para culpar a los yankees por la tragedia que ha sacudido la nacin sudamericana. Asegur que era importante para los Estados Unidos y sus vecinos hablar con una sola voz en defensa de la democracia de Venezuela, y rechaz una intervencin militar.

 

La reaccin venezolana

 

El ministro venezolano para la Defensa, Vladimir Padrino Lpez, calific como un acto de locura y de supremo extremismo la amenaza del presidente de Estados Unidos de una posible intervencin militar en el pas suramericano, y seal que hay una lite extremista que gobierna los Estados Unidos.

El ministro para la Comunicacin e Informacin en Venezuela, Ernesto Villegas, enfatiz en Twitter: "La de Trump es la mas grave e insolente amenaza jams proferida contra la Patria de Bolvar

El Gobierno de Venezuela ha denunciado reiteradamente los intentos de desestabilizacin e injerencia que ha recibido a lo largo de los ltimos aos por parte del gobierno y los sectores econmicos ms fuertes de EEUU.

Asimismo, ha denunciado que de llevarse a cabo todas estas amenazas, Venezuela no sera el nico pas afectado, pues traeran consecuencias inminentes que perjudicaran a los pueblos y gobiernos de toda la regin. Quien fuera canciller de Venezuela, y ahora presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodrguez, calific esta amenaza como una accin "cobarde".

El dirigente opositor Henry Ramos Allup seal en un tuit que rgimen ha permitido la toma castrocomunista de nuestro pas, entreg la frontera occidental de nuestro pas a la guerrilla FASRC-ERLN y regal Esequivo. El dos veces frustrado candidato presidencial opositor Henrique Capriles Radonski apenas tuite: Portavoz Pentgono. Insinuaciones del gobierno de Venezuela de que EEUU est planeando una invasipn no tienen fundamentos.

La escalada de violencia

 

Es conocida la voluntad estadounidense de recuperar una posicin de fuerza en esta regin del sur americano y en ese camino, derrocar al gobierno venezolano es el objetivo ms inmediato. Ms all de terminar con la influencia que ha tenido la Revolucin Bolivariana en los ltimos tres lustros en toda la regin, no se puede olvidar los sucesivos intentos del gobierno estadounidense y de los trasnacionales de apoderarse de las reservas venezolanas de hidrocarburos.

Quedan patentes, en el debate interno estadounidense, los intereses particulares que tienen que ver con el rol de Venezuela como un aprovisionador de petrleo al mercado de los Estados Unidos.

Acabar con el gobierno de Nicols Maduro simbolizara la consolidacin de los cambios que se estn observando en la regin, con nuevos gobiernos en Brasil, Argentina y la actual crisis del novel presidente ecuatoriano.

La diferencia con todos estos casos, es que la injerencia en Venezuela adquiere caractersticas de una guerra civil que no se vio en los casos anteriores. Afecta las relaciones de toda la regin y desgraciadamente- prepara las condiciones de una intervencin armada, lo que ha puesto en guardia a otras potencias como Rusia e Irn.

El conflicto venezolano ya no solo super los lmites de las fronteras de ese pas transformndose en una cuestin regional. Lo que est ocurriendo en el seno del Mercosur y la OEA es una prueba de ello. Tambin se corre el riesgo, de continuarse en el tiempo la injerencia norteamericana, de transformarse en un punto de friccin entre las principales potencias mundiales.

La escalada en la retrica viene despus de que Washington impuso sanciones al presidente Nicols Maduro y a 13 de sus aliados el mes pasado, en respuesta a la celebracin de elecciones para la Asamblea Constituyente de ese pas. El martes pasado cancilleres de 17 pases del hemisferio incluyendo Mxico, Argentina, Brasil, Colombia y Panam sostuvieron una reunin de emergencia en Lima, Per, donde 14 de ellos denunciaron lo que el canciller peruano, Ricardo Luna llam una dictadura en Venezuela, haciendo eco -oh casualidad!- de la postura de Trump.

De hecho, el vicepresidente Mike Pence tiene programada una gira para visitar cuatro de esos pases Colombia, Argentina, Chile y Panam esta semana que comienza, donde, se supone, el tema de Venezuela estar en la agenda.

Discrepancias

 

De acuerdo con analistas estadounidenses, el nuevo jefe del gabinete, John Kelly, quien no estuvo el viernes en el club de golf de Trump, ha sido clave en formular la respuesta a Venezuela. Kelly fue el jefe del Comando Sur en Miami, aunque otros creen que fue quien fren la imposicipon de mayores sanciones, junto con la presin de empresarios estadounidenses con negocios en ese pas.

Congresistas (cuatro senadores republicanos de estados con refineras) y otros empresarios alertaron a Trump que suspender la importacin de petrleo venezolano llevar a un incremento del precio de la gasolina en Estados Unidos (se calcula que unas 500 empresas estadounidenses tienen intereses en el pas, sobre todo en el sector petrolero).

Hasta la fecha el gobierno de Trump no ha impuesto sanciones a la industria petrolera venezolana, que entrega unos 740 mil barriles de petrleo a Estados Unidos cada da.

De hecho, cuando Kelly fue nombrado jefe de gabinete, el senador Marco Rubio quien ha sido uno de los polticos ms influyentes sobre la poltica hacia Venezuela y Cuba del nuevo presidente coment que Trump contar ahora con alguien quien yo creo entiende Venezuela tan bien o mejor que cualquier otro en el gobierno. Rubio es operador, propulsor y financista de los grupos ms violentos de la oposicin venezolana.

lvaro Verzi Rangel: Socilogo venezolano; codirector del Observatorio en Comunicacin y Democracia, investigador asociado del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter