Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2018

Honduras
La historia siempre se repite dos veces

Katu Arkonada
Rebelin


Hegel deca que todos los grandes hechos (y personajes) de la historia universal, aparecen dos veces. Marx le complement aadiendo que una vez como tragedia y otra como farsa.

Lo sucedido en Honduras nos confirma la tesis de los viejos filsofos de que la historia siempre se repite dos veces: el golpe de Estado a Mel Zelaya en 2009 como tragedia y el fraude electoral de 2017 como farsa.

El 28 de junio de 2009 militares encapuchados sacan en pijama al Presidente Zelaya y lo deportan ilegalmente, tras pasar por una base militar conjunta entre Honduras y Estados Unidos1, a Costa Rica. Zelaya era acusado de intentar realizar un plebiscito para consultar la posible convocatoria de una Asamblea Constituyente, aunque su verdadero delito fue un viraje desde los postulados que le haban llevado al Gobierno como representante del Partido Liberal en 2006, para girar en 2008 y promover el ingreso de Honduras primero en Petrocaribe y despus en el ALBA, lo que le permiti ese mismo ao elevar el salario mnimo un 60%.

El ataque no era solo contra un gobierno progresista, sino contra el eslabn ms dbil del ALBA, despus de una dcada de ascenso de los gobiernos de izquierda en la regin. Honduras adems tiene una posicin geopoltica clave en Centroamrica, siendo utilizada por la CIA en los aos 80 como plataforma para entrenar a la contra nicaragense, y convirtindose en 2009 en un laboratorio del smart power que defenda Hillary Clinton, en aquel entonces Secretaria de Estado; la combinacin de hard power (golpe de estilo clsico, uso de las Fuerzas Armadas) con el soft power (impulso poltico desde el Poder Judicial junto a manipulacin meditica y apagn informativo).

Ochoaos despus, Libre se presentaba a las elecciones en una Alianza de Oposicin junto al Partido Innovacin y Unidad (PINU) y el Partido Anticorrupcin (PAC), llevando al lder de este ltimo partido, el conocido presentador de televisin Salvador Nasralla, como candidato a Presidente. Enfrente, Juan Orlando Hernndez, candidato del Partido Nacional y Presidente desde 2013, que se presentaba a una reeleccin que prohbe la Constitucin hondurea en su artculo 2392. Por mucho menos que eso Mel Zelaya fue objeto de un golpe de Estado.

EL 27 de noviembre, un da despus de las elecciones, el Tribunal Supremo Electoral hace pblico un informe de resultados donde al 57% del recuento realizado, Nasralla y la Alianza de Oposicin obtienen una ventaja de ms de 5 puntos sobre JOH. En la mayor parte de sistemas electorales del mundo, una ventaja de 5 puntos con ms del 50% del recuento realizado se considera tendencia irreversible. Pero no en Honduras, donde tras una ms que sospechosa cada del sistema informtico, donde se dejan de retransmitir 5000 actas, se ofrece un nuevo recuento donde JOH supera por 1.6 puntos a Nasralla. El fraude se consolida el 18 de diciembre cuando el TSE ofrece los resultados finales otorgando la victoria a JOH por 4295% frente al 415% de Nasralla. Todo ello en medio de un toque de queda decretado el 1 de diciembre, que ha dejado hasta el momento ms de 30 personas muertas por disparos de las fuerzas de seguridad.

El fraude fue tan descarado que incluso la propia OEA, nada sospechosa de simpatas por los gobiernos progresistas, cuyo Jefe de Misin Electoral era el boliviano Tuto Quiroga, exvicepresidente del dictador Banzer (menos sospechoso an), se ve obligada a emitir un informe3 el 17 de diciembre, respaldado por un comunicado de prensa4 de su Secretara General que seala: Intrusiones humanas deliberadas en el sistema informtico, eliminacin intencional de rastros digitales, imposibilidad de conocer el nmero de oportunidades en que el sistema fue vulnerado, valijas de votos abiertas o sin actas, improbabilidad estadstica extrema respecto a los niveles de participacin dentro del mismo departamento, papeletas de voto en estado de reciente impresin e irregularidades adicionales, sumadas a la estrecha diferencia de votos entre los dos candidatos ms votados, hacen imposible determinar con la necesaria certeza al ganador.

Un golpe de Estado que fue una tragedia para el pueblo hondureo y latinoamericano, y un golpe electoral que ha sido una farsa para toda la comunidad internacional. Aprendamos de la historia, para no volver a repetirla.

Notas:

1 Honduras tiene un acuerdo con Estados Unidos desde los aos 50 por el que este ltimo pas puede utilizar libremente cualquier base militar o aeropuerto hondureo. Tan solo en la base militar de Palmerola se calcula que hay alrededor de 500 marines.

2 El ciudadano que haya desempeado la titularidad del Poder Ejecutivo no podr ser Presidente o Vicepresidente de la Repblica. El que quebrante esta disposicin o proponga su reforma, as como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarn de inmediato en el desempeo de sus respectivos cargos y quedarn inhabilitados por diez (10) aos para el ejercicio de toda funcin publica.

3 http://www.oas.org/fpdb/press/segundo-informe-preliminar-moe-honduras-18dic-final.pdf

4 http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-092/17

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter