Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2018

La Doctrina Monroe siempre ha estado vigente

Nstor Garca Iturbe
ALAI


eeuu.jpg

Desde que en 1823, hace cerca de 200 aos, Estados Unidos proclam por primera vez la Doctrina Monroe, esta no ha dejado de estar vigente en la poltica exterior del Imperio, es por eso que considero un enfoque equivocado el considerar que la administracin Trump est retornando a la Doctrina Monroe, como han planteado, con toda buena intencin, algunos politlogos y periodistas.

 

La repudiada doctrina establece bien claro el principio de Amrica para los americanos. En este caso cuando se habla de Amrica se est refiriendo a todo el continente, norte, centro y sur, pero cuando se menciona a los americanos se modifica la etimologa de la palabra para referirse solamente a los que viven en Estados Unidos, pues ellos mismos se denominan americans y eso fue lo que se plasm en la Doctrina Monroe.

 

Esta doctrina fue la que ideolgicamente se utiliz para arrebatar vastos territorios a Mxico en un perodo comprendid0 entre 1836 y 1848.

 

En 1855 Estados Unidos invade Nicaragua y posteriormente ocupa El Salvador y Honduras.

 

Tambin se puso de manifiesto en 1898 con la intervencin de Estados Unidos en la Guerra de Independencia de Cuba contra Espaa, la ocupacin militar de la Isla, la imposicin de un tratado que le proporcionaba entre otras ventajas bases militares y la posibilidad legal de intervenir con sus tropas cundo lo consideraran necesario, lo cual hicieron en tres oportunidades.

 

En 1903 crean la repblica de Panam, robndole territorio a Colombia para posteriormente aduearse del Canal de Panam.

 

Desembarcan los Marines estadounidenses en Repblica Dominicana para sofocar una rebelin originada en 1904.

 

A partir de esa fecha y hasta el ao 2000, prcticamente un siglo, en ms de cuarenta oportunidades la presencia estadounidense se ha puesto de manifiesto en Amrica Latina utilizando distintas variantes, pudiera decirse que fueron los Marines las fuerzas ms utilizadas, sin dejar de tomar en consideracin otros cuerpos militares, adems de la CIA, que tambin oper en la regin. Las acciones realizadas van desde ocupacin de pases, golpes de estado, represin a las fuerzas de izquierda y otras donde en todo momento se han defendido los intereses econmicos de los grandes consorcios estadounidenses. El listado de acciones es extenso y ttrico. La ayuda a los contra en Nicaragua, la muerte de Torrijos y la invasin de Granada son algunos ejemplos de las distintas formas adoptadas.

 

A partir del ao 2000, las acciones vinculadas a la Doctrina Monroe han continuado ponindose de manifiesto. En algunos casos el Imperio ha tratado de encubrir su actividad utilizando mtodos ms sofisticados, pero cuando ha sido necesario se han quitado la careta y se han apoyado en la presencia militar para conseguir sus objetivos.

 

Un buen ejemplo de esto es el Plan Colombia, utilizado para formar una potente fuerza militar que responda a sus intereses, el fallido golpe de estado en Venezuela en el ao 2002 es otra variante. El derrocamiento del gobierno constitucional de Honduras, los golpes de estado constitucionales en Paraguay y Brasil. La constante guerra contra Cuba, donde adems del bloqueo se utilizan mtodos de subversin poltica ideolgica para tratar de derrocar la Revolucin, las campaas contra Evo Morales y el tratar de crearle una oposicin fabricada. Las acciones contra el gobierno constitucional de Nicaragua y El Salvador nos dicen que siguen utilizando el engendro de Monroe.

 

Pero si todo eso no dejara totalmente clara la accin intervencionista de Estados Unidos en la regin, no considero que las declaraciones recientes del seor Rex Tillerson sean las que deban despertarnos y promover el cuestionamiento de si el Imperio est regresando a la aplicacin de la Doctrina Monroe.

 

Venezuela es el mejor ejemplo de un pas que lleva aos sufriendo las acciones que se derivan de la aplicacin de dicha doctrina. Han tratado de doblegar al pueblo venezolano con todas las formas posibles de hacerlo, estrangulando su economa, creando y financiando grupos internos de la llamada oposicin, organizando disturbios callejeros que han costado la vida de decenas de venezolanos, creando una caresta artificial de productos para tratar de reducir al pueblo por hambre, promoviendo la inflacin, organizando campaas de descredito utilizando los medios que an poseen, tratando de dividir la unidad existente entre gobierno, pueblo y fuerzas armadas. Todo eso es ms que una declaracin ms, sobre algo que ya sabamos.

 

La inteligencia y resistencia del pueblo venezolano, su determinacin de lucha y patriotismo, demostrarn una vez ms la ineficacia de las aspiraciones Imperiales.

 

Dr. Nstor Garca Iturbe es editor del boletn electrnico El Heraldo (Cuba)

[email protected]

 

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/190905


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter