Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2018

La izquierda frente al capital

Ignazio Aiestaran
Rebelin


(En julio me pidieron un artculo sobre la izquierda actual desde la seccin de opinin del peridico Berria. Enviado el 24 de julio, ha sido publicado en agosto. Esta es la traduccin de la versin original en euskera, que tambin se puede consultar en el blog Komunzki: https://www.argia.eus/blogak/ignazio-aiestaran/2018/08/13/ezkerra-kapitalaren-aurrean/).

La verdad no lo es todo en poltica, pero sin verdad no hay poltica material real. En los ltimos das la periodista Lauren Wolfe ha difundido el siguiente mensaje en las redes digitales: Si alguien dice que est lloviendo y otra persona dice que est seco, tu trabajo no es citar a ambas personas. Tu trabajo es mirar por la puetera ventana y descubrir cul es la verdad. Esta cita nos describe bien cul es la situacin actual en los grandes medios de comunicacin hegemnicos, tanto en los pblicos como en los privados. En las tertulias mediticas se ha puesto de moda la presencia de un supremacista xenfobo, o la aparicin de contertulio machista, o la de un ultraliberal, como si as fuesen ms democrticas. Lo que han conseguido con ello no es la democratizacin del conocimiento, sino que cualquier debate se haya escorado hacia la extrema derecha. Al lado de la opinin de un fascista la de un liberal parece ms natural y normal, sin advertir que ambos se refuerzan mutuamente en el mismo sistema (de aqu surgen algunas falsas elecciones, como Macron o Le Pen, tal y como hemos visto en el caso del barco Aquarius). Fascismo y liberalismo son dos caras de la misma moneda en la hegemona econmica que margina las dems opciones. Por supuesto, a estos medios de comunicacin nunca se invita a un comunista, ni tampoco a una marxista. El capital sabe bien cmo marginar y seleccionar lo que le interesa.

A la vista tenemos el resultado de todo este proceso. Despus de relegar la verdad, todos los das se escuchan los tpicos ms crueles en los medios de comunicacin: racistas, machistas, fascistas, clasistas. Y todo en el nombre de la democracia. La izquierda meditica y poltica ha entrado en este juego cruel hace tiempo, a caballo entre la socialdemocracia liberal y el populismo sin distinciones. En una ciudad que tiene alrededor de veinte mil habitantes, pongamos por caso, un ayuntamiento del denominado cambio ha pintado una frase en una pared de la calle sobre un arco iris multicolor: La diversidad enriquece. Semejante expresin resume la banalidad del multiculturalismo, como si la poltica fuese un museo de opiniones y objetos que valen por igual. Cuando se dice que la diversidad enriquece, se produce un trasvase de la antropologa o de la etnografa a la poltica, como si fuesen equiparables o del mismo valor. Ese trasvase es un error, pues deshace cualquier crtica cultural y poltica. Con ello el campo poltico se angosta, se impulsa el espectculo de los sentimientos bajo un falso democratismo sin fundamento y se atomiza la razn en individualismos e identidades. En el campo poltico no es verdad que la diversidad siempre enriquezca. En el espectro poltico lo que enriquece es la constitucin de derechos con carcter universal, los cuales pueden ser plurales, pero sin caer en la diversidad etnogrfica o meditica: el derecho universal al matrimonio entre homosexuales, el derecho universal al aborto libre y gratuito, el derecho universal a la vivienda, por ejemplo.

La izquierda actual le tiene miedo a la universalidad. Tras marginar la verdad y despreciar la universalidad, tenemos un vencedor: el capital. El capital tiene incorporada la tendencia a ser universal. Tanto en el imperialismo de ayer como en la globalizacin de hoy encontramos la misma propensin universalista del capital. Esta tendencia hacia un nihilismo que destruye cosas y vidas unifica el mundo. Para ello la clase del capital tiene a su disposicin su propia Internacional: el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmicos, el Banco Central Europeo, la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte, entre otros organismos esas instituciones no se presentan a las elecciones habituales, no tenemos ninguna opcin de votar a esos patrones y superiores. Con la intencin de defender a la clase trabajadora y reducir la fuerza del capital, en el pasado se cre la Internacional. En el momento actual, sin embargo, solo tenemos la Organizacin Internacional del Trabajo, que no es equiparable. El sindicalismo se nos aparece dividido. Solo tenemos que mirar el 1 de Mayo. Eso por no mencionar a algunos sindicatos histricos que no muestran ningn inters de clase. Asimismo, en la huelga global contra la corporacin gigante de Amazon al principio en Francia e Italia, despus en Espaa, Alemania y Polonia observamos a una izquierda parlamentaria tmida y pusilnime, dando algo de apoyo emocional y poco ms, siendo Jeff Bezos el ms rico del planeta.

Una cooperativa aqu, una casa ocupada ah, un ayuntamiento del cambio all, pero la Internacional de la clase del capital sigue adelante. Si miramos el grfico de los salarios reales en Europa, descontado el efecto de la inflacin, casi no han crecido desde la dcada de los aos 80, aunque se aprecien altibajos en la cronologa. En este proceso global el Reino de Espaa es una muestra clarsima: el Rgimen del 78 es el sistema de acumulacin del capital por medio de una monarqua centralista. Mientras tanto, el gobierno del cambio ha publicitado que se han creado ms empresas en territorio navarro estos tres aos, callndose la bajada de sueldos de los ltimos aos. Este es el techo de cristal del imaginario progresista cambiante, a la espera del Tren de Alta Velocidad, sin transformar, ni socializar los medios de produccin y financiacin del capital. Cambiar no es transformar. Y a pesar de todo, el viejo topo de la historia universal sigue vivo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter