Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2019

Quijotera moderna

Rodolfo Bueno
Rebelin


Quijotera es un vicio

Que causa risa y desprecio,

Pues un Quijote necio

Corre aventuras y juicio.

Jos Joaqun de Olmedo


No estuvimos informados sobre las protestas que iban a azotar a Ecuador, se queja la ministra Mara Paula Romo, e insiste en que hubo infiltracin de grupos internacionales ilegales para provocar la alteracin de la democracia en el pas; incluso, en las altas esferas del gobierno se lleg a decir: Algo habamos previsto pero no sabamos realmente lo que se estaba cocinando en Caracas, que era un plan verdaderamente completo de desestabilizacin del Estado. Sobre lo dicho vale la pena aclarar que la sinrazn de esta queja se encuentra en los propios actos de la administracin actual. Acaso no fue eso lo que buscaron? Qu pretendan obtener cuando desmantelaron la seguridad del Estado? Tal vez, peras del olmo?

Entre las cosas buenas que quiso hacer el expresidente Correa fue el intento de centralizar la dispersa informacin de inteligencia y que la sociedad civil supervise las actividades de inteligencia de los rganos de seguridad del Estado. Para ello cre la Secretara Nacional de Inteligencia, SENAIN, organismo que se encargaba de coordinar la seguridad nacional. Pero apenas hubo el cambio de gobierno, esta institucin qued desarticulada sin que pudiera informar adecuadamente a la dirigencia del pas de la situacin interna.

En reemplazo de la SENAIN fue creada la Servicio de Inteligencia Estratgica, SIES, cuyos funcionarios, en tan poco tiempo, no llegaron siquiera a codearse, peor todava, a conocer lo que sucede en las entraas de la patria, para que informaran a las autoridades correspondientes lo que poda pasar si se haca caso al FMI y se elevaba indiscriminadamente el precio de los combustibles.

Qu hacer? Qu va a pasar? A dnde marcha el pas? Se pregunta todo el mundo y nadie conoce la respuesta. Slo se sabe que si en las decisiones a tomar el gobierno no anda con pes de plomo, todo lo malo que pudiera pasar, pasar. Seores mandatarios, por el bien comn dejen de acusar sin son ni ton al primero que se les ocurra. Ni Correa, ni Maduro, ni las FARC, ni los rusos son culpables de lo pasado, pues no tienen poder para ello, ni aunque quisieran.

Si lo que pretenden es encontrar las causas reales del levantamiento de octubre, no a los responsables, disfrcense, porque le podra ir mal de ser reconocidos, y suban a los altos pramos de la serrana de los Andes o adntrense en los suburbios de las ciudades o en las aldeas del agro nacional, para que se enteren que Ecuador est dividido en dos sociedades nada equitativas, una donde se vive igual o mejor que en las zonas ms ricas de los pases desarrollados: buenas escuelas, colegios y universidades; medicina y salubridad de primera; no se diga vestimenta, alimentacin y transporte. Pero, por otra parte, hay una colectividad que, como dijo don Juan Montalvo, no se describe por no hacer llorar al mundo. Este es el pas que ustedes, seores mandatarios, no conocen. Lo que ha sucedido es muestra de la gran insatisfaccin del pueblo por la poltica econmica del gobierno, que no ha tocado los problemas sociales para paliarlos, y no se trata slo de una reaccin por el incremento a los precios de los combustibles.

Por eso estn condenadas al fracaso las quijoteras de dar palazos de ciego con sus quejas ante la OEA, cuyos miembros del denominado Grupo de Lima pecan de los mismos males que ustedes, ser miopes que no ven ms all de sus chatas narices, aunque cuenten con el apoyo de personalidades como Luis Almagro, Secretario General de la OEA, que conden la violencia y los saqueos en Ecuador en el marco de las protestas contra las medidas econmicas del FMI, o del iracundo Mike Pompeo, que dijo: Estamos conscientes y monitoreamos las afirmaciones de participacin de actores externos en estas manifestaciones. Nada de eso les va a ayudar mientras las causas reales permanezcan intactas.

Como la OEA no atina en dar con los culpables de los actos vandlicos, ocurridos en Ecuador y en otros lugares del mundo, y como sera bueno que se analicen otras pistas, se proporciona algunos datos. Existe la teora del no uso de la fuerza como arma poltica, sostiene: En el momento en que uno opta por la lucha violenta, est decidiendo enfrentarse a un enemigo mejor armado, y hay que ser ms inteligente que eso. La gente tiene que aprender cmo funciona esta lucha no violenta, de modo que pueda llevarla adelante por s misma. Su autor, Gene Sharp, estadounidense, fund la Albert Einstein Institution, que financia y aplica esa teora en situaciones concretas.

Sharp unific diferentes grupos tibetanos en torno al Dalai Lama; form a disidentes palestinos en la OLP para que no lleven a cabo actos terroristas contra Israel; organiz a la oposicin de Birmania para que su lucha contra la junta militar no fuera violenta y, mediante la revolucin azafrn, ayud a subir al poder a la seora Suu Kyi; en China promovi los sucesos de Tiananmen; prepar a algunos polticos de Lituania para que organicen la resistencia contra la URSS, durante el proceso de independencia de este pas bltico; apoy la separacin de la provincia de Kosovo de Serbia; ayud al derrocar a Milosevic en Yugoslavia, por resistirse a la OTAN; aconsej a la oposicin en Georgia organizar la revolucin de las rosas, hasta obtener la renuncia de Shevarnadze; sufrag la revolucin naranja en Ucrania; en abril del 2002, aconsej a los dueos de empresas durante el golpe de Estado en Venezuela; sustent las diversas revoluciones de colores, que en los ltimos aos han tenido lugar en pases d e la periferia de Rusia y China

Segn Sharp, la accin no violenta es una tcnica para conducir conflictos, tal como la guerra militar, el gobierno parlamentario y la guerra de guerrillas. En esta tcnica combatimos con armas psicolgicas, sociales, econmicas y polticas. Ha sido empleada para una variedad de objetivos, buenos y malos. Ha sido utilizada tanto para cambiar gobiernos como para sostenerlos contra ciertos ataques. Explica, estas armas se usan para derrocar gobiernos sin tener que recurrir a las convencionales, porque ha cambiado la naturaleza de la guerra en el siglo XXI.

En la OEA dirn que se exagera, pues ellos son amigos de EEUU, que no permitira nunca es t e tipo de revoluciones suaves en su contra. Se les recuerda que es t e pas siempre ha sostenido que slo tiene intereses, no amistades. La prueba la acaban de dar en el Medio Oriente, donde abandonaron a su suerte a los kurdos, que fueron sus ms firmes aliados en la lucha contra los terroristas del Estado Islmico y a los que ofrecieron su apoyo para obtener la independencia de Siria. Por algo, los kurdos los acusan de que les dieron una pualada por la espalda y les despiden lanzndoles piedras, patatas y frutas podridas al convoy de vehculos militares estadounidenses que abandona Siria. Se preguntarn en la OEA, por qu nos van a hacer lo mismo? Slo ellos lo saben o, tal vez, para desunir ms a la Amrica Latina o, simplemente, porque mal paga el diablo a sus servidores.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter